Sin presupuesto adecuado, imposible la transición a energías renovables: Mónica Almeida


De los 48 mil 500 millones de pesos que recibe la SE, 95.7% se destina para gas y petróleo, y sólo 2.2% a las energías limpias, asevera

Nota N°. 5209

Sin presupuesto adecuado, imposible la transición a energías renovables: Mónica Almeida


• De los 48 mil 500 millones de pesos que recibe la SE, 95.7% se destina para gas y petróleo, y sólo 2.2% a las energías limpias, asevera


Palacio Legislativo, 26-05-2020 (Notilegis).- La diputada Mónica Almeida López (PRD) aseguró que aunque México cuenta con un marco jurídico actualizado y benéfico para la proliferación de las energías renovables, será imposible que esto logre avanzar sin un impulso presupuestal adecuado.

“Pese a que para el 2020 el sector energético cuenta con un incremento del 78.14%, existe una línea muy delgada entre inversión productiva y gasto irracional; lo que se necesita es un presupuesto que impulse y respalde a las energías renovables”, señaló.

Explicó que gran parte de las dependencias gubernamentales relacionadas a las energías renovables en México sufrieron recortes presupuestales que detienen el desarrollo y uso de éstas en el país.

“Existe una inversión de recursos alejada de la tendencia mundial ya que la Subsecretaría de Planeación y Transición Energética tuvo una disminución del 17%; asimismo, la Dirección General de Energías Limpias sólo tuvo un incremento del 2.82%, que no rebasa ni la inflación, lo que resulta un decremento", aseveró.

Además, dijo, la Dirección General de Eficiencia y Sustentabilidad Energética también se vio afectada con un -8.24%, al igual que el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias, con una reducción del -2.32%, lo que refleja que las energías renovables y la transición energética no sucederá, a pesar de la consolidación de éstas, que serán la competencia económica mundial del presente y futuro.

Almeida López expuso que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 destina 95.7% de los 48 mil 500 millones de pesos que recibe la Secretaría de Energía para gas y petróleo, mientras que las direcciones dedicadas a energías limpias y renovables reciben el 2.2%.

“El balance presupuestal que vemos con los porcentajes que se destinan para las energías limpias y fósiles demuestran que caminamos hacia un abismal retroceso, tanto en los resultados, como en los recursos destinados a estos efectos; por lo tanto, el presupuesto actual va en contra de nuestra propia legislación”, asentó.

En cuanto al costo que impacta directo al consumidor, explicó que las plantas eléctricas que producen electricidad con sol o viento tienen un costo de 400 pesos por MWh, el carbón y combustóleo registran costos de 2 mil 400 y mil 700 pesos por MWh, de acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía en abril de 2020, por lo tanto estamos hablando de que son 600% más caras, en comparación con las renovables de subastas.

“El Gobierno Federal no puede sustentar con cifras su política energética, los números son contundentes, los otros datos ya no engañan a la gente, y si no se toman cartas en el asunto la catástrofe energética del país, costará muchos años resarcir el daño. No cabe duda que existe un trasfondo económico que lamentablemente van a pagar los mexicanos y que gozarán únicamente quienes en campaña se ostentaban como los incorruptibles”, apuntó.

La diputada sostuvo que en el 2020 los subsidios a la CFE aumentaron en 236% con relación a los de 2019; además, le cerró las puertas a las energías limpias bajo el argumento de que compiten con el monopolio estatal y obstaculizan la generación privada de energía eléctrica, debido a que los particulares la ofrecen a menores precios que la compañía de luz nacional, acciones que se terminaron de formalizar con el acuerdo emitido en días pasados por la Secretaría de Energía.

**