PRD pide investigar presunto acoso sexual en la Universidad del Istmo, en Oaxaca


El 8 de marzo alumnas de la carrera de Derecho presentaron denuncias por acoso sexual en contra de diversos profesores

Nota N°. 5359


PRD pide investigar presunto acoso sexual en la Universidad del Istmo, en Oaxaca


• El 8 de marzo alumnas de la carrera de Derecho presentaron denuncias por acoso sexual en contra de diversos profesores


Palacio Legislativo, 06-06-2020 (Notilegis).– El PRD exhortó al rector de la Universidad del Istmo y al Gobernador de Oaxaca atender las denuncias de acoso sexual que se han presentado en dicha casa de estudios, así como investigar y sancionar a los responsables de estos actos.

Asimismo, solicitó a la defensoría de Derechos Humanos de la entidad a que garanticen los derechos laborales y académicos de los profesores y alumnas que denunciaron acoso sexual dentro de la universidad.

Por medio de un comunicado, la bancada expuso que alumnas de la carrera de Derecho de la Universidad del Istmo presentaron denuncias por acoso sexual en contra de diversos profesores el pasado 8 de marzo.

Las jóvenes fueron acompañadas por dos profesoras y un profesor, quienes han sufrido también de intimidación laboral por parte de las autoridades de la institución, añadió.

Denunciaron la violencia ejercida por parte del vicerrector académico, Israel Flores Sandoval; la jefa de carrera de Derecho, Cora Silvia Bonilla Carreón, y el abogado general, José Luis Ayala Álvarez.

Los afectados indicaron que, por órdenes del vicerrector académico, han sido hostigados laboralmente y privados de toda carga docente por acompañar en los procesos de denuncia a las alumnas.

Expresaron que “en un alarde de violencia y violación a los derechos humanos y laborales, realizaron el 18 de marzo la revictimización de las alumnas denunciantes al hacerlas hablar del acoso sexual que sufrieron ante una comisión de profesores de varias carreras y ante la auditora interna del plantel”.

La bancada del PRD sentenció que estos hechos “deben ser rechazados por toda la sociedad, pues ninguna mujer debe ser objeto de violencia en las universidades, mucho menos cuando se trata de agresiones sexual”.


***