Plantea María Alemán que quienes hayan suspendido sus pagos a instituciones financieras, conserven una buena calificación en Buró de Crédito



Nota N°. 5507

Plantea María Alemán que quienes hayan suspendido sus pagos a instituciones financieras, conserven una buena calificación en Buró de Crédito



Palacio Legislativo, 19-06-2020 (Notilegis).- La diputada María Alemán Muñoz Castillo (PRI) planteó una reforma para que personas o empresas que hayan suspendido sus pagos a las instituciones financieras, durante contingencias sanitarias o desastres naturales, conserven una buena calificación en el Buró de Crédito.


En un comunicado, dijo que es necesario no generar mayor incertidumbre, mientras logran estabilidad en sus empleos y puedan cumplir con sus pagos.


La propuesta adiciona el artículo 23 Ter a la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, donde se específica que no se registrarán incumplimientos en los créditos por causas de fuerza mayor que afecten o puedan afectar a todo el universo de clientes, “como en el caso de contingencias sanitarias o desastres naturales declarados para todo el país y que afecten la economía”.


Pudiéndose realizar en todo caso una clave de observación que señale el plazo de justificación de la suspensión de pagos, que será como mínimo el tiempo que dure la contingencia en el país y en todas las entidades federativas y 90 días más; sea pactada o no dicha suspensión entre la relación cliente-otorgante del crédito, siempre y cuando la clave de observación no afecte al cliente para la obtención de nuevos créditos.


“Debemos sumar esfuerzos para legislar a favor de las personas y de quienes se encuentren en esta situación, para que puedan seguir cumpliendo con el pago de la deuda adquirida, así como posteriormente obtener nuevos créditos y seguir enfrentando la situación actual”.


Subrayó que, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), países afectados por la pandemia están tomando medidas económicas fiscales y monetarias, que implican el gasto social, bajar las tasas de interés, intervenir los mercados de tipo de cambio, suspensión de cobros de créditos bancarios, provisión de líneas de crédito para el pago de los salarios de las compañías, congelamiento del recargo por no pagar en los servicios de agua, y acciones para evitar el desabastecimiento de bienes básicos, entre otras.


Sin embargo, en México no se ha llevado a cabo una estrategia consolidada en todos los ámbitos de Gobierno, las medidas en la economía que en su mayoría corresponden a la Federación no se han querido adaptar y algunas entidades federativas están luchando, a contracorriente, por contener la enfermedad por este nuevo coronavirus y se advierte que tampoco se está realizando sin la participación de los sectores de la economía, dejando sin rumbo el futuro económico de nuestro país.


*