Injusto, abandonar a personal médico y de enfermería mexicanos para contratar a cubanos: PRI


El Gobierno Federal pone en riesgo la vida de la ciudadanía y promueve el malinchismo, al relegar al personal nacional

Nota N°. 5452


Injusto, abandonar a personal médico y de enfermería mexicanos para contratar a cubanos: PRI


• El Gobierno Federal pone en riesgo la vida de la ciudadanía y promueve el malinchismo, al relegar al personal nacional


Palacio Legislativo, 15-06-2020 (Notilegis).- El Grupo Parlamentario del PRI señaló como injusta la acción del Gobierno de la República de contratar 585 médicos y enfermeras provenientes de Cuba, para participar en tareas al combatir la pandemia causada por el Covid-19, abandonando al personal mexicano.

Mediante un comunicado, indicó que, en lugar de contratar a extranjeros, debería garantizarse proteger a profesionales de la medicina y enfermería mexicanos, ya que el índice de contagio y mortalidad de ellos es muy superior, al resto de países que enfrentan la pandemia.

“Tan solo en las dos últimas semanas, los contagios se incrementaron 261% entre el personal de salud. Hasta el 31 de mayo más de 20 mil se habían contagiado y 271 fallecieron”, recordó el grupo. Solicitó al gobierno cumplir con la entrega de los bonos que prometió, que las incapacidades laborales del personal médico y de enfermería causadas por Covid-19, sean por riesgo de trabajo, y pagar al 100% su salario. La bancada se opuso a dejar en manos de personal no calificado, las vidas y salud de las y los mexicanos, especialmente porque no se ha establecido de forma clara el grado de responsabilidad que tendrá el personal cubano para atender a los enfermos; además porque se están violando la Ley General de Salud, la Ley General de Profesiones y las normas mexicanas.

El PRI rechazó este acuerdo ya que se ignora y margina a los profesionales de la salud mexicanos que han dedicado esfuerzo y entrega en su formación profesional, “para que ahora, con la excusa de la crisis sanitaria sean relegados por acuerdos y compromisos políticos”.

“La salud de la sociedad mexicana no puede ser hipotecada por compromisos de carácter ideológico o para pagar favores a los aliados internacionales del actual gobierno mexicano, pues es la vida de las y los mexicanos la que está en juego”, concluyó el grupo parlamentario.

***