Indispensable, reforzar perspectiva institucional en el nuevo marco legal de combate a violencia política de género: PRI


Nota N°. 5217

Indispensable, reforzar perspectiva institucional en el nuevo marco legal de combate a violencia política de género: PRI


La diputada Lucero Saldaña señala que la reforma a ocho legislaciones, del pasado 13 de abril, allana el camino a una sociedad más igualitaria

 


Palacio Legislativo, 26-05-2020 (Notilegis).- La diputada Lucero Saldaña Pérez (PRI), secretaria de la Comisión de Derechos Humanos, señaló que es indispensable reforzar la perspectiva institucional de las autoridades en el nuevo marco legal que garantiza la participación de las mujeres en los espacios públicos.


 


“Estamos frente a una legislación de avanzada que modifica ocho ordenamientos jurídicos en materia de género y que, en la práctica, allanan el camino a una sociedad más igualitaria”, indicó en un comunicado.


 


El pasado 13 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto del Congreso de la Unión que modifica ocho leyes para combatir, sancionar y erradicar la violencia política contra las mujeres en razón de género, que se define como toda acción u omisión, incluida la tolerancia basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública o privada que tenga por objeto o resultado, limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres.


 


La diputada informó de su participación en el foro virtual “La implementación de reformas en materia de paridad y violencia política en contra de las mujeres”, en la que intervinieron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; magistradas; consejeras electorales; representantes de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, y de organizaciones civiles.


 


Indicó que moderó la primera mesa de trabajo titulada “La Implementación de las reformas”, en donde destacó que crear el tipo penal de violencia política contra las mujeres en razón de género “es un gran acierto”.


 


Apuntó que las reformas se hicieron con el único objetivo de proteger el ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres; “al tipificar la conducta, se sanciona el delito”.


 


“Lo más avanzado de las reformas es que ya es delito, ahora lo urgente es evitar que la violencia política se normalice, que las mujeres sean víctimas; por el contrario, su participación en los espacios públicos debe darse sin miedos, pues esa violencia no sólo las afecta a ellas, también daña los procesos democráticos”, finalizó.


* * * *