Impulsa María Eugenia Hernández iniciativa para permitir nuevamente uso de animales en circos


En 2014 no se escucharon los argumentos de los empresarios, zootecnistas, ni de Profepa, destaca

Nota N°. 4331

Impulsa María Eugenia Hernández Pérez (Morena) iniciativa para permitir nuevamente el uso de animales en los circos

- En 2014 no se escucharon los argumentos de los empresarios, zootecnistas, ni de Profepa, destaca

- La prohibición no fue la solución adecuada para protección integral a los animales, señala

Palacio Legislativo 13-02-2020 (Notilegis).- La diputada María Eugenia Hernández Pérez (Morena) informó que impulsa una iniciativa para permitir nuevamente el uso de animales en los circos de México, ya que en 2014 no se escucharon los argumentos de los empresarios, zootecnistas, ni a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)

La reforma del 2014, año en que se presentó la iniciativa de reforma a la Ley General de Vida Silvestre que derivaría en la prohibición, “no obedeció a una real política de protección integral a los animales”, sostuvo en conferencia de prensa acompañada de integrantes del Colectivo Nacional Circense (Conacir), e integrantes de su bancada.

Informó que el pasado 5 de febrero presentó una iniciativa que deroga el párrafo tercero del artículo 78 de la Ley General de Vida Silvestre, la cual pone sobre la mesa la presencia de animales en los circos, “estoy convencida que es un tema que no se discutió a fondo en el año 2014”.

Su propuesta busca que todos los actores involucrados, los grandes y pequeños empresarios del circo, los cuidadores, los zoólogos, los investigadores, los especialistas, las autoridades ambientales de los tres órdenes de gobierno y todos los interesados se involucren en la discusión, a través de un parlamento abierto.

Dijo que, en lugar de la prohibición, se debería de tener una regulación y supervisión más estricta, actualizada y corresponsable para garantizar un trato adecuado a los animales en los circos y la seguridad de los espectadores.

“Se le dio un gran golpe a una tradición cultural popular, además millones de niños que viven en la pobreza y zonas rurales sólo tenían oportunidad de ver animales grandes en los circos, porque no tenían recursos para ir a otros lugares donde se exhiben”, manifestó la parlamentaria.

Recordó que, en la discusión del 2014, los argumentos de la Profepa tampoco fueron escuchados, su entonces titular, Guillermo Haro Bélchez, aseguró que esa dependencia estaba a favor de mantener a los animales en los circos, pero con reglas más estrictas para evitar “terminar con una tradición milenaria”.

La diputada Beatriz Silvia Robles Gutiérrez (Morena), reconoció que se trata de un tema controvertido, pero como legisladores tienen la obligación de escuchar a ciudadanos que se han visto afectados por esta reforma.

El presidente del Colectivo Nacional Circense (Conacir), Andrés Canto Ruiz, dijo que hubo “un ecocidio” de miles de ejemplares que murieron por un inadecuado trato posterior.

El médico veterinario, zootecnista, Rafael Cuadros Peniche, dijo que la prohibición como tal no es una regulación, planteó la necesidad de leyes y normas adecuadas para el manejo de vida silvestre que regulen no nada más circos, sino también zoológicos y criaderos.

*