Exhorta Claudia Yáñez a la FGR atraer investigaciones sobre los asesinatos en Colima de siete policías, del juez federal y de su esposa


Es importante el trabajo organizado y coordinado de las autoridades de los tres niveles, señala

Nota N°. 5496


Exhorta Claudia Yáñez a la FGR atraer investigaciones sobre los asesinatos en Colima de siete policías, del juez federal y de su esposa


  • • Es importante el trabajo organizado y coordinado de las autoridades de los tres niveles, señala


Palacio Legislativo, 18-06-2020 (Notilegis).- La diputada Claudia Yáñez Centeno (Morena) exhortó a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer las investigaciones sobre los siete policías estatales que fueron asesinados en el estado de Colima, y que esa dependencia coordine sus acciones con las autoridades del gobierno estatal, con la Fiscalía General de la entidad y demás instituciones involucradas en la materia.

En un comunicado, informó que presentó este punto de acuerdo en la Comisión Permanente, ante la creciente ola de homicidios violentos en Colima, a la que se suman los arteros asesinatos del juez federal Uriel Villegas Ortiz y de su esposa Verónica Barajas, el 16 de junio.

La legisladora de Morena subrayó que es importante el trabajo organizado y coordinado de las autoridades de los tres niveles, y si para ello se requiere presupuesto adicional, que se acuerde con la instancia que corresponda.

“Si no hay voluntad, compromiso y responsabilidad para hacerle frente a la inseguridad, no se tendrán buenos resultados”, sentenció.

Destacó que en Colima, siendo el segundo estado más pequeño de la Federación, se pueden implementar programas piloto, incluidos aquellos de prevención del delito, que de resultar exitosos se pueden aplicar en todos los estados.

”Los diputados del Congreso de la Unión expresamos nuestro absoluto repudio por los hechos ocurridos en contra de los policías, que en el ejercicio de sus funciones fueron levantados, torturados y asesinados; asimismo condenamos toda forma violenta y apartada de la ley y exigimos a las autoridades estatales y federales en el ámbito de su competencia el esclarecimiento absoluto de los hechos”, manifestó.

Al subrayar la enérgica exigencia del esclarecimiento de los homicidios, la legisladora del Grupo Parlamentario de Morena agregó: “Demandamos como sociedad mexicana y colimense, que sean las leyes y las instituciones mexicanas las que prevalezcan y castiguen enérgicamente a quienes perpetraron estos lamentables hechos en contra de los policías estatales de Colima”.

Es urgente, reiteró, que el Estado mexicano, a través de la Fiscalía General de la República y de las dependencias federales (SSPC, Semar, Sedena, GN, entre otras), den respuesta ante estos acontecimientos, y que trabajen en conjunto con el gobierno estatal para brindarnos a la sociedad una pronta explicación sobre los hechos ocurridos en el asesinato de los siete policías y de la liberación de las tres mujeres policías y dos civiles involucrados en los hechos.

Por otra parte, señaló que existe información de que el diputado local Rogelio Rueda gestionó ante la Secretaría de Seguridad Pública personal policiaco para escoltar a empresarios, como su papá, Rogelio Rueda Preciado, y su hermano, Salvador Rueda Sánchez. Por ello, dijo, se solicitará a las autoridades saber qué negocios oscuros tendrían, que necesitan protección, y si esto sería tráfico de influencias y, si es así, se pedirá la separación del cargo de diputado.

La diputada reiteró que Colima tiene un contexto de violencia complicado por las aduanas del Puerto de Manzanillo, ya que coyunturalmente es la puerta de entrada y salida de mercancías para el trasiego de drogas, tráfico ilícito de minerales, entre otras actividades, así como el recrudecimiento de una guerra por el control del Puerto entre los cárteles de Michoacán, Jalisco y Sinaloa.

La unión de esfuerzos entre la Federación y el estado en este tema se justifica, porque en los últimos años se han reportado múltiples sucesos relacionados con la violencia contra policías y elementos de seguridad en las entidades federativas del país, y en especial en Colima, lo que pone al Estado en una frágil civilidad política para resolver y esclarecer los hechos, concluyó.

*