Eventual banca de desarrollo para el campo debe ser transparente y con sentido social: PRI


La discusión sobre su creación debe ser en torno a la definición de políticas para la entrega de crédito barato y flexible, señalan diputados

Nota N°. 5386


Eventual banca de desarrollo para el campo debe ser transparente y con sentido social: PRI


  • *La discusión sobre su creación debe ser en torno a la definición de políticas para la entrega de crédito barato y flexible, señalan diputados

 

Palacio Legislativo, 08-06-2020 (Notilegis).- Los diputados Ismael Hernández Deras y Pedro Pablo Treviño, así como la diputada Sara Rocha Medina, todos del PRI, afirmaron que la eventual banca de desarrollo para el campo deberá regirse por la transparencia y la rendición de cuentas, adoptar políticas públicas con sentido social para otorgar crédito barato y flexible.

“Producir alimentos en todas las hectáreas de riego o temporal requiere de crédito barato y flexible, por eso, hoy la discusión radica en qué políticas de financiamiento son las adecuadas para apoyar a los campesinos, ganaderos y pescadores y no, qué nombre va a llevar una institución del Gobierno”, señalaron en un comunicado.

Los legisladores priistas informaron de su participación virtual en el primer parlamento abierto para analizar la iniciativa para expedir la Ley de Financiera Nacional Agropecuaria (Finagro), propuesta por Morena.

El diputado Hernández Deras señaló que los riesgos climáticos y de mercado han puesto a los productores en condiciones adversas, a ello, se suma el impacto de los recortes al presupuesto del campo. “Llevamos arriba del 42% de ajuste en el presupuesto 2020 a la Secretaría de Agricultura”. 

El integrante de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, informó que, al 18 de abril pasado, México registró 67 mil hectáreas menos que se dejaron de sembrar en el campo mexicano.


“Urge garantizar financiamiento para todos en esta etapa, pero, sobre todo, para los pequeños productores, los de temporal y las mujeres productoras rurales, que producen con mucho esfuerzo cada año”, dijo Hernández Deras. 

Solicitó que este diálogo, al que se convocó a organizaciones de campesinos de productores rurales, termine con conclusiones concretas, incorporadas a la nueva ley, a la nueva institución de crédito, de lo contrario, todo será demagogia y desgaste a la herramienta del parlamento abierto.

El diputado Pablo Treviño, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, cuestionó la iniciativa al señalar que centraliza recursos y decisiones en la Financiera Nacional Agropecuaria. “Siempre es oportuno evaluar el impacto de tener una sola ventanilla para una gran diversidad de productos financieros y programas de apoyo al campo; centralizar recursos ha demostrado ineficiencia porque afecta la dispersión”.


Sugirió que se asegure que la nueva institución impulse al sector primario a través de mejores instrumentos de financiamiento, de cobertura de riesgos y de apalancamiento de inversiones.

“Nosotros estamos del lado de los campesinos, ganaderos y pescadores mexicanos, que exigen acceso al financiamiento de bajo costo y que éste sea oportuno, que sea en tiempo”, puntualizó.

“Resultará un fracaso si esta nueva institución se convierte en gestora de apoyos a cambio de lealtades electorales o políticas”, advirtió.

La diputada Rocha Medina destacó la importancia de que la nueva banca de desarrollo no pierda el sentido social, para que ayude a los pequeños productores, a los productores menores con créditos blandos.

“No estaremos de acuerdo en que la iniciativa sólo maneje el crédito en segundo piso, porque, entonces, se va a perder el tema de sentido social por el cual fue creada y por el cual se quiere ayudar”, reclamó.

Priorizó el tema de las mujeres rurales. “Hoy este sector de la población no tiene derecho ni acceso a los créditos blandos, y no obstante esta injusticia, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 y 2020 se les destinó cero pesos”, de ahí la persistencia de la legisladora, para que toda ley aprobada cuente con recursos suficientes.

“Vamos por una ley que ayude al campo mexicano, a los productores y a las mujeres productoras, que entregue recursos, pero no para agonizar más lento, sino para sacarlos de la pobreza”, concluyó.

* * * *