Nueva normalidad, indiferente a contagios de Covid-19 y pobreza: Dulce María Sauri


La diputada del PRI llama a suscribir un acuerdo nacional para superar problemas económicos y sanitarios provocados por la pandemia

Nota N°. 5324


Nueva normalidad, indiferente a contagios de Covid-19 y pobreza: Dulce María Sauri


  • *La diputada del PRI llama a suscribir un acuerdo nacional para superar problemas económicos y sanitarios provocados por la pandemia

 

Palacio Legislativo, 03-06-2020 (Notilegis).- A nombre del Grupo Parlamentario del PRI, la diputada Dulce María Sauri Riancho afirmó que la “nueva normalidad” es indiferente a la acumulación de contagios y decesos por coronavirus y profundiza la pobreza de la población, por lo que rechazamos su implementación.

“La ciudadanía está sufriendo por la falta de ingresos y ha mantenido el ‘quédate en casa’ como una obligación solidaria hacia vecinos, parientes y amigos y con preocupación, nos enteramos que los contagios se elevan día a día; que las cifras de defunciones reconocidas rondan los 11 mil decesos y el Presidente de la República sale de gira por el sureste del país”.


En la sesión virtual de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la también vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados llamó a suscribir un acuerdo nacional para superar los problemas económicos y sanitarios provocados por la pandemia del coronavirus.

“El pacto compromete recursos federales suficientes en apoyo de mexicanos que han visto la caída de sus ingresos y obliga a resolver el pago de los ‘recibos locos’ de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con altas tarifas en energía eléctrica”, externó.

El “banderazo legal para salir se esperaba con ansias, pero la realidad muestra que el país está en semáforo rojo y apenas se pueden realizar actividades esenciales, incorporando las reclasificadas, minería, automotriz y construcción”.

La diputada federal por Yucatán asumió que los gobiernos estatales, con justificación, están confundidos y enojados por el abandono, concentración de decisiones y centralización de los recursos económicos a manos del Gobierno Federal, “y en medio del desconcierto social, ahora se suma la presencia física del Presidente de la República en su gira por el sureste mexicano”.

“El Ejecutivo Federal llegó sin una solución a los graves problemas de miles de familias que se han visto privadas de sus ingresos, tampoco se comprometió a solventar uno de los agravios más sentidos, los ‘recibos locos’ de la CFE que ha enviado a miles de hogares; mucho menos anunció la entrega de fondos de garantía para reactivar a las alicaídas empresas”, argumentó.

“Es más, su gobierno ni siquiera ha emitido la declaratoria de emergencia frente a los graves daños causados por la tormenta tropical Cristóbal”.

Afirmó que la confusión ciudadana se agrava “porque si sale el Presidente de gira, ¿por qué yo no voy a salir a vender? Dirán ambulantes en el tianguis; lo mismo preguntarían otros comercios. Si el Presidente lleva una comitiva de seguridad, prensa y equipo de logística, ¿por qué no pueden reabrir las maquiladoras textiles, almacenes y mercados? Y en el caso de recomendaciones sanitarias, si el cubre-bocas es de uso molesto, pero recomendable, dónde está el Presidente López Obrador, que incluso se niega a ponerse gel desinfectante”.

Sauri Riancho hizo notar que también hay un serio problema en los fondos federales que se encuentran mermados y “tanta austeridad mata”.

“Por ejemplo, el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestales que tenía 300 mil millones de pesos al iniciar 2019, le quedan ya menos de la mitad para compensar la caída de los ingresos de este año”.

“En tanto, en el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestales de los estados, quedan menos de 60 mil millones, dinero insuficiente para compensar una caída estimada de 90 mil millones de pesos; también disminuyeron los recursos en los capítulos dos mil y tres mil, que afectan al IMSS y al ISSSTE, 48 mil y 12 mil 700 millones respectivamente” añadió.

“En estas condiciones, los estados no tienen más alternativa que contraer deuda con el fin de acceder a financiamientos para sus gastos emergentes”.


* * * *