No proteger a trabajadores y empresas tras pandemia del Covid-19, generará más desempleo y pobreza: PRD


Reitera Verónica Juárez Piña a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social la necesidad de entregar Ingreso Mínimo Vital para quienes quedaron desempleados por la emergencia sanitaria

Nota N°. 5294


No proteger a trabajadores y empresas tras pandemia del Covid-19, generará más desempleo y pobreza: PRD


• Reitera Verónica Juárez Piña a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social la necesidad de entregar Ingreso Mínimo Vital para quienes quedaron desempleados por la emergencia sanitaria


Palacio Legislativo, 01-06-2020 (Notilegis).- La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Verónica Juárez Piña, advirtió que si el Gobierno Federal no protege a trabajadores y a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), la recesión económica será más profunda, las consecuencias sociales más dolorosas y la capacidad para reactivar la economía será cada vez menor durante y después de la pandemia por Covid-19.

“La crisis ocasionada por esta pandemia ya provocó una reducción sin precedentes del empleo y un aumento de la pobreza en el país”, señaló en comunicado, tras una reunión de trabajo virtual entre la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y la secretaria de Trabajo y Previsión Social, María Luisa Alcalde Luján.

Alertó que el efecto será mayor entre personas con problemas de salud crónicos o de edad avanzada, los jóvenes que verán disminuidas sus oportunidades ante una disminución de la demanda de mano de obra, las mujeres que de por sí sufren condiciones inequitativas de trabajo, los trabajadores informales y los migrantes.

“El Gobierno Federal se niega a implementar programas para rescatar las fuentes de trabajo o apoyar a quienes quedan en el desempleo, así como a considerar un programa contracíclico o de emergencia económica cuyo objetivo sea impedir que el cierre temporal de las empresas se vuelva permanente”, aseveró.

Juárez Piña destacó que, según el propio Presidente de la República, la crisis económica agudizada por el Covid-19, provocará la pérdida de un millón de empleos, aunque el Banco de México (Bnaxico) calcula tal pérdida en un millón 400 mil plazas, a las cuales deben sumarse los más de 382 mil empleos perdidos en 2019 por el estancamiento económico en el primer año del actual régimen.

Por lo pronto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya reportó que hasta abril pasado se habían perdido 555 mil 247 empleos, agregó.

Refirió que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), a su vez, adelantó que el total de personas en situación de pobreza podría aumentar hasta en 9.8 millones de personas, mientras las que lleguen a pobreza extrema aumentarían en 10.7 millones de personas.

Citó otras estimaciones según las cuales el incremento de la pobreza será en hasta 13 millones de personas y que 10% de establecimientos en la Ciudad de México no volverán a abrir.

“Se pronostica que a nivel nacional sucederá lo mismo con 2 mil 500 locales en plazas comerciales y 30 mil restaurantes, mientras al menos 39% de empresas ajustarán su plantilla laboral”, indicó la perredista.

Enlistó la serie de efectos pronosticados por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) -cuyas afiliadas representan 50% de los 20 millones de trabajadores afiliados al IMSS, según la cual, seis de cada 10 empresas tienen deterioro en sus ventas, 52% redujo su personal y cinco de cada 10 cerrará definitivamente.

Dicha agrupación, dijo, prevé pérdidas por 100 mil millones de pesos en el comercio, mientras la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) informó que 90% de su flota está en tierra y calculó pérdidas por 130 mil millones de pesos.

Po su parte, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción señaló que 3 mil constructoras pequeñas y medianas dejarán de trabajar, en tanto el Sector Turístico tendrá su peor crisis en décadas y generará despidos.

En ese contexto, la líder parlamentaria reclamó que el Gobierno Federal considere su gasto en sus programas prioritarios como suficiente para cubrir las necesidades de la población, reactivar la economía y hasta para “ser felices”, y que, por lo mismo, se niegue a implementar otras propuestas para rescatar las fuentes de trabajo o apoyar a quienes quedan en desempleo, como las hechas en el Congreso de la Unión.

Destacó en específico la propuesta de entregar un Ingreso Mínimo Vital de 3 mil 746 pesos mensuales por un trimestre o la de crear el seguro de desempleo a quienes quedaron sin ingresos a causa del Covid-19, lo que les permitiría enfrentar la contingencia.

También mencionó la del subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, de entregar dos meses de salario mínimo a los trabajadores del sector formal que han perdido sus empleos a causa de la pandemia, lo que se podría pagar con los impuestos entregados recientemente por Wal Mart.

“En este momento, impedir una mayor precarización del empleo en México, un aumento desmedido en la pobreza y una agudización de la desigualdad son metas primordiales”, afirmó.

La dirigente perredista reiteró su convocatoria a apoyar a las Mipymes, ya que representan 99.8% del total y generan 68.4% del empleo formal.

**