Pandemia, bienestar e instituciones


Pandemia, bienestar e instituciones


Sin duda, la crisis por la pandemia de covid-19 nos ha mostrado la situación tan deplorable en que estaban las instituciones de salud en México. El modelo neoliberal optó por las ganancias desmedidas para unos cuantos por encima del bienestar de millones. Esta visión del manejo de la economía nos dejó sumidos en una profunda crisis de las instituciones sociales y el Sistema de Salud no fue la excepción.

Esta nueva realidad nos obliga a repensar el papel del Estado y de sus instituciones. Debemos ser conscientes que la prioridad estatal es la seguridad, pero no sólo la pública o la nacional, sino la de tipo social, que se refiere a la protección y garantía de derechos como la salud, que es otro de los fundamentos del Estado.

Nuestro compromiso ante los estragos de la pandemia es fortalecer al Estado de Bienestar que ha estado impulsando el presidente de la República. Nuestro trabajo está enfocado en legislar a fin de dotar de herramientas jurídicas al Gobierno Federal para consolidar a las instituciones y que los derechos sociales sean una realidad palpable, no sólo letra muerta en las leyes, como había venido ocurriendo en el pasado.

Y para que el Estado pueda cumplir con sus obligaciones es indispensable diseñar nuevas instituciones que garanticen los derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución, como la salud, la educación, el trabajo digno y bien remunerado, que son fundamentales para el bienestar del pueblo.

Es por ello que como legisladores tenemos el deber ético de trabajar en el beneficio de toda la población, pero con mayor énfasis y compromiso hacia los más pobres.

---0---