Se reúnen diputadas y diputados con el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas


México está por debajo del promedio de América Latina y del mundo en cuanto a cobertura: Ochoa Rodríguez

Boletín No.3813


Se reúnen diputadas y diputados con el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas


• México está por debajo del promedio de América Latina y del mundo en cuanto a cobertura: Ochoa Rodríguez 


• Las y los legisladores lo cuestionaron sobre inclusión financiera y acciones por COVID-19


Diputadas y diputados de la Comisión de Hacienda y Crédito Público se reunieron con el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, Ricardo Ernesto Ochoa Rodríguez, quien expuso las “Acciones de la CNSF para fortalecer y consolidar el sistema de seguros y fianzas frente a la pandemia del COVID-19”.

En la reunión virtual, Ochoa Rodríguez reconoció que en México la cobertura del sector asegurador se ubica muy por debajo de los promedios de América Latina (3.1 por ciento) y del mundo (6.1 por ciento). El objetivo de esta administración federal es pasar del 2.2 que actualmente se tiene a 3.1 por ciento, que es el rango latinoamericano, que implica un crecimiento de alrededor del 40 por ciento. 

Añadió que la solvencia del sector muestra niveles adecuados y “no se necesita un cambio radical en la regulación, aunque sí flexibilizar algunos procesos”. Pugnó por una mayor educación financiera, hacer productos más atractivos y accesibles para la población vulnerable, apoyar el uso de la tecnología, otorgar asesoría integral a los asegurados, transparentar la información y aumentar la cobertura.


*Intervención de diputadas y diputados*

La presidenta de la Comisión, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), dijo que las y los legisladores tienen el compromiso de apoyar al campo en situaciones de emergencia; por ello, es importante revisar el tema de las aseguradoras y ayudar al sector a ser mejor, sobre todo en momentos en que se tiene que crecer juntos.

“Hemos visto que es un sector que sigue creciendo a pesar de toda la situación que en este momento estamos pasando; sin embargo, es de los que mayor vulnerabilidad tiene, le pega la sequía, el granizo, el aire, las inundaciones, las plagas y si no existieran los seguros se perdería la economía de las familias mexicanas y el alimento en la mesa de todos”.

Asimismo, preguntó en qué afecta al gasto del área de seguros y fianzas el decreto del 23 de abril y la carta que lo afianza sobre la disminución del 75 por ciento de la inversión en todas las entidades del sector del gobierno federal. 

El diputado Marco Antonio Medina Pérez (Morena) mencionó que el gobierno federal impulsa la estrategia de inclusión financiera y en el caso de los seguros esta visión es importante, por lo que preguntó si ya tienen algún programa, “dado que el Estado ahora tendrá un brazo de inclusión que llegará a las comunidades más pequeñas del país, el Banco del Bienestar y qué acuerdos se tienen para afrontar esta situación que se está viviendo”.

También de Morena, el legislador Agustín García Rubio pidió información sobre si la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas está sufriendo los efectos de la Ley Federal de Austeridad Republicana que prohíbe a servidores públicos de alto nivel desempeñarse en el sector privado 10 años después de la conclusión de su cargo, y si recomienda adoptar medidas tendientes a preservar la solvencia y capital de las empresas ante la contingencia del COVID-19.

De la misma fracción parlamentaria, la diputada Alejandra Pani Barragán mencionó que los seguros para el campo son caros, dado que tan sólo por una hectárea se pagan mil 800 pesos, y sugirió la creación de una estrategia específica de respaldo a los pequeños productores. En este sentido, preguntó si hay alguna forma de apoyar al campesino, toda vez que “sus siembras son de 5, 10 o 15 hectáreas y el costo a pagar es muy alto, por lo que la mayoría queda sin seguro”.

De Morena, la legisladora Rosalinda Domínguez Flores recordó que se reactivó el corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, por lo que pidió información sobre las estrategias que se implementarán a fin de impulsar a los productores. “No se tiene información ni estrategia sobre cómo se protegerá al sector”.

El diputado Óscar González Yáñez (PT) subrayó que existen vicios en las aseguradoras y ejemplificó: “Entras a una carretera que, por obligación los vehículos están asegurados con cobertura amplia, pero al hacer uso de carreteras se tiene que pagar otro seguro más, por lo que el concesionario de la carretera y la aseguradora deberían no cobrarle al vehículo ya asegurado”. Pidió información sobre estadísticas de pago y cobros de las aseguradoras debido “a que algunas están coludidas con malos particulares”.

La diputada Juanita Guerra Mena (Morena) dijo que es fundamental forjar una cultura financiera y de prevención en los ciudadanos, además de actualizar y hacer claras las pólizas. Comentó que en el estado de Morelos, los productores viven situaciones de emergencia por eventos de la naturaleza, como granizadas; por ello, es primordial “unir esfuerzos y ayudarnos mutuamente”.


Dinamizar al sector

En su intervención inicial, el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, Ricardo Ernesto Ochoa Rodríguez, precisó que los objetivos de la actual administración son: hacer eficiente y dinamizar al sector; incrementar la cobertura (penetración e inclusión) y fomentar la competencia, ello sin debilitar la solvencia y el marco regulatorio, el cual “a la fecha es adecuado, aunque se debe trabajar en conjunto para perfeccionarlo”.

El modelo que aplica México desde hace cinco años para regular y supervisar el comportamiento del sector es de Solvencia 2, siendo así el único país en América Latina que lo implementa. “Ha funcionado bien, es sólido y sin duda puede ser perfectible”. 

Sobre la cobertura, expresó que del primer trimestre de 2018 se pasó del 2.2 por ciento a un crecimiento de 2.7 por ciento al mismo lapso de 2020. El sector ha crecido de manera anualizada: en 2017 fue de 2.2 por ciento; en 2018, 3.2; en 2019, 7.9, y al primer trimestre de 2020 es de 7.6 por ciento. 

Además, el aumento de las primas de seguros en el primer trimestre de 2020 fue de 5.2 por ciento respecto al mismo periodo de 2019. Aumentaron 5.3 por ciento y las finanzas se redujeron 1.5 por ciento. El crecimiento de las primas de fianzas en el primer trimestre 2020 fue de -1.5 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

Ochoa Rodríguez destacó que las medidas implementadas ante la pandemia han sido: continuidad operativa de las instituciones y de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas; proteger las fuentes de ingreso del asegurado, con la prórroga hasta de 60 días en el pago de primas; extensión de plazos para la renovación de autorizaciones para los agentes, y promover la no descapitalización del sector asegurador y afianzador, entre otros.

Estimó que el impacto negativo en el ingreso implicará una caída en la colocación de primas hasta dentro de 6 a 9 meses; aumento en el número y monto de las reclamaciones en los seguros de vida, gastos médicos y salud. En los seguros de daños se espera una caída en las reclamaciones y la emisión, cancelación y retiros de seguros de vida con componente de ahorro, y el aumento del desempleo impactará en los seguros de saldo deudor (hipotecarios y tarjetas de crédito).

Los riesgos en el sector derivados de la pandemia serán: cambios en las reclamaciones y afectaciones en las ventas. “Pensamos que sí va a haber una desaceleración en el sector, no sabemos de qué tamaño ni en qué momento, pero sí esperamos que haya incremento en la siniestralidad. Aunque lo que vemos es que ese aumento, con los niveles de capital y solvencia que se tienen, pueden ser enfrentados”. 

Al dar respuesta a los cuestionamientos de las y de los diputados, destacó que el organismo que dirige todos los días gestiona riesgos, y lo que se vive es una situación extraordinaria y en el mundo no hay experiencias previas. “Nunca nos imaginamos que se presentara esta situación y nadie lo había previsto; por ello, se deben tomar medidas extraordinarias, siendo una de ellas la reducción presupuestal, y a pesar de ello nosotros debemos seguir vigilando que el sector se mantenga solvente y estable”.

En materia de inclusión financiera, añadió que la Comisión Nacional tiene mayor participación en la Semana de Educación Financiera, y se trabaja con las aseguradoras para desarrollar una carátula de pólizas de seguros amigables al beneficiario y transparentar los costos. 

Sobre el reaseguramiento, detalló que “es una situación que afecta a todo el mundo, y nosotros estamos revisando los procesos de registro para hacerlo más estricto y así tener mayor certidumbre con la solvencia de las reaseguradoras, pero aún no sabemos cómo terminará la situación que enfrentamos”.

Respecto a los seguros obligatorios, dijo que en México no necesariamente se da y en muchos casos es en ciertos tramos, siendo un ejemplo el seguro para automóviles. “Hay muchos seguros que no son obligatorios y desde nuestro de punto de vista sí hay un espacio grande donde se puede avanzar para la obligatoriedad, ya que también son de beneficio para la sociedad”.

El funcionario reconoció que en el tema agropecuario hay seguros muy caros. Hoy se procura el fortalecimiento de los fondos agropecuarios y no sobrecargar su regulación, lo que generará mayor competencia en el sector y ser un vehículo de mejores condiciones de aseguramiento.

Destacó que la cobertura del seguro se concentra en ciertas regiones y hay otras con espacio para ampliar la cobertura. “Estamos haciendo un análisis regional para saber cuáles son los problemas y porqué la baja para, a partir de ello, ver qué tipo de productos se pueden fomentar”. 


--ooOoo--