La Cámara de Diputados aprobó que servicio social también pueda ser en modalidad semipresencial o remota


El dictamen, avalado con el consenso de 447 votos, fue enviado al Senado

Boletín No. 6403


La Cámara de Diputados aprobó que servicio social también pueda ser en modalidad semipresencial o remota


• El dictamen, avalado con el consenso de 447 votos, fue enviado al Senado 


• Se modificaron los artículos 53 y 55 de la Ley Reglamentaria del artículo 5º constitucional


La Cámara de Diputados aprobó, con el consenso de 447 votos, el dictamen que reforma los artículos 53 y 55 de la Ley Reglamentaria del artículo 5º constitucional, relativo al ejercicio de profesiones en la Ciudad de México.


Se establece que los estudiantes y profesionistas podrán prestar su servicio social de acuerdo con la naturaleza de la profesión y a las actividades a realizar en modalidad presencial, semipresencial o remota, utilizando en estos últimos dos casos medios electrónicos, así como tecnologías de la información y comunicación.

El documento, enviado al Senado para sus efectos constitucionales, precisa que la pandemia obliga a las cámaras del Poder Legislativo a discutir una agenda ANTICOVID-19 que contribuya al restablecimiento de la normalidad social en la que vivíamos.

Indica que el virus permanecerá “con nosotros hasta que no se consiga la inmunización de la población; en tanto ello ocurre, es menester que el Poder Legislativo adecue las leyes para hacerle frente con el menor daño posible a las y los ciudadanos”.


Regular prestación del servicio social presencial y a distancia

La promovente de la iniciativa motivo del dictamen, diputada Claudia Báez Ruiz (Encuentro Social), mencionó que las tecnologías de la información y la comunicación han tenido un progreso increíble en los últimos años, y en la actualidad no hay un solo ámbito de la vida humana que no se haya visto impactada por este desarrollo.


Indicó que aunado a ello, la pandemia ha reconfigurado las actividades y abrió la oportunidad de transformar los modelos de interacción entre las personas, en el ámbito de la educación, del trabajo e incluso en el ámbito familiar.

El confinamiento, dijo, obligó a entender que las nuevas tecnologías son una herramienta y una solución efectiva en tiempos de riesgo e incluso cuando no la hay; las nuevas tecnologías se convirtieron en salvadoras, con el objetivo de que el país no entrará en una parálisis y las mismas fueron impulsadas para realizar el trabajo vía remota, la educación a distancia, hasta actividades virtuales.

Bajo ese contexto, expuso, el dictamen atiende la necesidad y obligación de utilizar las nuevas tecnologías en el ámbito del servicio social, con el fin de adaptarse a los nuevos tiempos; con el teletrabajo en el servicio social, se incentiva la labor de los estudiantes quienes están más adaptados a las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

Añadió que se propone regular la prestación del servicio social presencial y a distancia; la utilización de las nuevas tecnologías para incluir la posibilidad de realizar el servicio social a distancia que permita al educando acceder al trabajo colaborativo, a través de los diferentes elementos que les facilitan compartir información, trabajar con documentos, hacer propuestas para la solución conjunta de problemas y profesionalización, con la facilidad de hacer todo a distancia.

Resaltó que para hacer efectivo el proceso de profesionalización de los estudiantes que prestan su servicio social, se requiere de una normativa y de acceso a apoyos, para eliminar la separación física entre el prestador de servicio social y la institución.

Por lo tanto, abundó, se necesitan de las condiciones necesarias que faciliten superar las distancias y constituyan una plataforma sólida para el soporte de las herramientas y materiales didácticos, cuyo contenido esté organizado atendiendo a teorías del aprendizaje y facilidades de interacción con el prestador de servicio social.


--ooOoo--