La Cámara de Diputados aprobó expedir nueva Ley General de Bibliotecas


Su objetivo es establecer las bases de coordinación de los gobiernos Federal, estatales, municipios y alcaldías en materia de bibliotecas públicas

Boletín No.6478


La Cámara de Diputados aprobó expedir nueva Ley General de Bibliotecas


• Su objetivo es establecer las bases de coordinación de los gobiernos Federal, estatales, municipios y alcaldías en materia de bibliotecas públicas


• Se remitió al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales


En sesión semipresencial, la Cámara de Diputados aprobó, con 443 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el dictamen a la minuta que expide la Ley General de Bibliotecas, la cual tiene como objetivo establecer las bases de coordinación de los gobiernos Federal, de las en entidades federativas, los municipios y alcaldías de la Ciudad de México en materia de bibliotecas públicas. Se remitió al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales. 


La nueva ley también tiene como objetivo definir las políticas de establecimiento, sostenimiento y organización de las bibliotecas públicas; definir las normas básicas de funcionamiento de la Red Nacional de las Bibliotecas Públicas; proponer las directrices para la integración del Sistema Nacional de Bibliotecas y fomentar la formación de bibliotecas por parte de los sectores social y privado. 

También, fomentar y garantizar la conservación del patrimonio documental, bibliográfico, hemerográfico, auditivo, visual, audiovisual, digital y, en general, cualquier otro medio que contenga información afín, estableciendo instrumentos para la difusión cultural, la consolidación de la memoria comunitaria y el progreso educativo y regular los términos del Depósito Legal. 

La nueva ley consta de 44 artículos en 10 capítulos que abordan las disposiciones generales, de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, de las Redes de Bibliotecas Públicas en las Entidades Federativas, de la Adhesión a las Redes Nacional y de las entidades federativas, de la Biblioteca de México, del Sistema Nacional de Bibliotecas, de la participación ciudadana, personal y usuarios de los servicios bibliotecarios, descarte y del Depósito Legal de Publicaciones. 

La diputada Alejandra Soria Gutiérrez (PAN) explicó que la propuesta de una nueva Ley General de Bibliotecas responde a la demanda de actualización de la ley vigente publicada en 1988. Precisó que la norma incorpora nuevas definiciones que esclarecen las acciones que se relacionan con la prestación de servicios bibliotecarios, la catalogación, el descarte, el inventario, entre otros.    


Reconoció que la ley vigente al estar esencialmente dirigida a garantizar materiales de consulta para estudiantes de educación básica y media superior, ha resultado de gran utilidad; sin embargo, hoy a la distancia y con base en el desarrollo e influencia de las tecnologías de la información, es imperativo contar con nuevas directrices de política pública de mayor especificidad para apoyar el desarrollo y consolidación de estos servicios. 

Agregó que la propuesta manifiesta la necesidad de asignar nuevas responsabilidades públicas en torno a las bibliotecas. También se responde a la exigencia de establecer disposiciones que contribuyan a la profesionalización de los servicios bibliotecarios, en especial de los que se prestan en los recintos públicos a través de la Red Nacional de Bibliotecas Pública.

En tanto, el diputado Manuel López Castillo (Morena) destacó que la lectura es liberación y sólo un pueblo culto puede llegar a la cima de su libertad y progreso, por eso en México se debe promover la cultura y la ampliación de más bibliotecas y centros de lectura. Los libros son las armas más eficaces contra la violencia y las bibliotecas el mejor refugio para abatir la desigualdad.   


Señaló que resulta de gran trascendencia derogar la actual Ley General de Bibliotecas para dar paso a una nueva legislación en la materia acorde con los tiempos actuales. Se trata de establecer nuevas disposiciones que contribuyan a la profesionalización de los servicios bibliotecarios, en especial de los que se prestan en los recintos públicos a través de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.  

Ana Ruth García Grande, diputada del PT, anunció su voto a favor al considerar que es una oportunidad el diseño de una nueva ley, la cual es adecuada, actualizada y establece una serie de disposiciones que pueden garantizar el derecho humano al acceso al conocimiento de la información. Enfatizó que el conocimiento es libertad y en la medida de que los ciudadanos lean podrán enfrentarse de mejor a las vicisitudes que la vida les plantea.  


--ooOoo--