Es vital analizar la copia privada para impulsar el desarrollo de la comunidad artística y salvaguardar sus derechos


Las tecnologías y los creadores han hecho menos difícil el confinamiento a través de manifestaciones culturales

Boletín No. 3752


Es vital analizar la copia privada para impulsar el desarrollo de la comunidad artística y salvaguardar sus derechos


  • • Las tecnologías y los creadores han hecho menos difícil el confinamiento a través de manifestaciones culturales


  • • La innovación y el contenido son un binomio inseparable que deben mantenerse en equilibrio


En el conversatorio “Retribución a la Creatividad y Derechos de Autor: la Copia Privada”, la Comisión de Cultura y Cinematografía, presidida por el diputado Sergio Mayer Bretón (Morena), conoció las propuestas y análisis de investigadores y especialistas sobre las garantías a los creadores y usuarios de la red, las nuevas tecnologías digitales, telecomunicaciones e Internet.


Mayer Bretón destacó que es vital analizar el tema de la copia privada para impulsar el desarrollo de la comunidad artística y de compositores, porque “salvaguarda sus derechos y la remuneración compensatoria por sus obras intelectuales y creativas, y ello depende de consolidar una legislación y prácticas gubernamentales eficientes”.

Subrayó la importancia de armonizar y fortalecer las cadenas de valor de la industria cultural-creativa, tecnológica y electrónica, porque benefician a los usuarios a través de las múltiples plataformas, dispositivos y contenidos que se tienen en el siglo XXI.

Señaló que conocer las propuestas y escuchar a los expertos de la comunidad cultural y académicos, en parlamento abierto, coadyuvará a integrar una carpeta que sustente las decisiones legislativas y expresó su beneplácito por trabajar en conjunto con organizaciones civiles de mujeres a favor de la igualdad sustantiva en este tema.

En la cuarta sesión del conversatorio a través de plataforma digital, el diputado Santiago González Soto (PT), coordinador de la Subcomisión de Propiedad Intelectual de la Comisión, destacó la relevancia de enriquecer la iniciativa sobre la copia privada con las propuestas de expertos jurídicos e investigadores.


Conferencias magistrales y otras participaciones

En conferencia magistral, Efrén Huerta Rodríguez, vicepresidente del Consejo Directivo de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, apuntó que la iniciativa está muy bien sustentada jurídicamente, sobre todo al establecer que la tecnología y el contenido conforman un binomio inseparable que debe mantenerse en equilibrio.

Reconocer el talento creativo de los autores en la iniciativa es un acto de justicia. Se tiene que dotar a la obra y a los creadores de derechos claros que los protejan y garanticen una rentabilidad adecuada para que sigan ampliando el patrimonio artístico y cultural del país, precisó.

También en conferencia magistral, Fernando Zapata López, especialista en derechos de autor y fundador De Zapata & Ríos, Abogados y Asociados, con sede en Colombia, afirmó que durante la pandemia por el COVID-19, las tecnologías y los creadores han hecho menos difícil el tránsito de esta situación, mediante diferentes manifestaciones culturales y artísticas.

Sostuvo que los países en desarrollo tienen a la tecnología como un modelo de negocio rentable que debe vincularse al derecho de autor hacia la protección de las obras, además de alentar un mercado más equilibrado entre el costo de la innovación y de los contenidos. El autor no crea sólo por crear, lo hace para vivir a partir de la explotación de sus obras.

En el tema “Visión de la industria de la electrónica ante la copia privada”, Eduardo de la Parra Trujillo, especialista en derechos de autor y socio fundador en De la Parra & Asociados, apuntó que el T-MEC tiene una serie de regulaciones en que se puede insertar la copia privada. Por ello, comentó que la iniciativa de ley que se analiza en este conversatorio está plenamente alineada con lo que permiten los tratados internacionales.

Refirió que la copia privada es lícita y permitida por las leyes; sin embargo, aseveró, los límites deben justificarse de forma clara para no perjudicar al autor.

Luis Octavio Martínez, representante de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (Canieti), comentó que lo nuevo en la iniciativa es la remuneración compensatoria que se pretende establecer. Se trata de una imposición, un gravamen que es sinónimo de carga, no de impuesto, entre dos particulares que no tienen un vínculo jurídico y no media consentimiento alguno.

Ana de Saracho, abogada especialista en telecomunicaciones y directora de Regulación en Telefónica México, sostuvo que con la pandemia se ha hecho evidente la necesidad de conectividad de los usuarios y que, por ejemplo, pueda estudiarse a distancia a través de los dispositivos digitales, cuyos costos aumentarán.

En el tema “Análisis académico de la copia privada en América Latrina”, Jorge Bravo Torres, académico de la UNAM, planteó que la iniciativa necesita una visión digital de la producción industrial y de los derechos de autor para que sea visionaria, porque lo que genera riqueza es la creación y la innovación, factores que han establecido nuevos modelos de negocios, situación que está muy presente entre los creadores y distribuidores.

A nombre de los autores, Lucía Carreras, productora y guionista de cine, sostuvo que las regalías y el pago de derecho de obras deberían ser prioridad. Es necesario, dijo, que la iniciativa prospere para hacer efectiva la remuneración compensatoria. Consideró ideal que el Instituto Nacional del Derecho de Autor sea quien distribuya esta compensación de manera clara, transparente y debidamente regulada.


--ooOoo--