Diputadas y diputados emiten comentarios a favor y en contra de la expedición de la Ley General de Educación Superior


Participaron en la sesión semipresencial de este martes

Boletín No.6061


Diputadas y diputados emiten comentarios a favor y en contra de la expedición de la Ley General de Educación Superior


• Participaron en la sesión semipresencial de este martes


Diputadas y diputados de diversos grupos parlamentarios hablaron a favor y en contra del dictamen a la minuta con proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Educación Superior y abroga la Ley para la Coordinación de la Educación Superior. 


Al iniciar las participaciones, el diputado José Luis Montalvo Luna (PT) resaltó que, a pesar de los avances, en la minuta no se consideraron aspectos que fueron planteados por su grupo parlamentario y que sin duda la fortalecerían, como diseñar e instrumentar políticas públicas que tengan como objetivo atender, prevenir y eliminar la discriminación en el ámbito educativo, por lo que anunció su voto en contra.    


De Morena, el diputado Azael Santiago Chepi destacó que con la ley se da un paso hacia la modernización y adaptación de la legislación en materia educativa superior, donde su principal objetivo es contribuir al desarrollo social, cultural, científico, tecnológico, humanístico, productivo y económico del país, a través de la formación de personas con capacidad creativa, innovadora y emprendedora.     


El diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) consideró que se discute un dictamen que “mercantiliza la educación superior, que sigue manteniendo la puerta abierta a que sea una mercancía, que no garantiza el acceso de la mayoría de jóvenes, mujeres y hombres, a la universidad pública del país”. 


Enseguida, el diputado del PAN, Rafael Alejandro Serna Vega, afirmó que el proyecto de ley garantiza la autonomía universitaria, reconoce a la educación superior como un bien público y un derecho, garantiza el acceso y la permanencia en la educación superior de calidad, da prioridad a la comunidad estudiantil y establece las libertades de cátedra. Se pronunció a favor.  


En contra, el diputado Benjamín Robles Montoya (PT) dijo que esta no es una ley que garantiza el derecho a la educación. “Profundizará la desigualdad social, la segregación y discriminación de los sectores menos favorecidos; mantiene el carácter elitista que sólo beneficia a las clases privilegiadas y mantiene en estado de exclusión a la gran mayoría de la población”.  


El diputado Juan Pablo Sánchez Rodríguez (Morena) sostuvo que la ley es uno de los alcances más nobles en la sociedad, ya que confirma lo que el artículo tercero constitucional mandata, y refrenda lo público, lo gratuito y lo laico en todos sus tipos, niveles y modalidades. Destacó la relevancia de esta ley porque fue construida con un gran consenso nacional en el sistema educativo del país.  


Al hablar en contra, la diputada Mary Carmen Bernal Martínez (PT) pidió hacer una reflexión sobre lo que se pretende aprobar porque no cubre las necesidades del pueblo. “Con estas modificaciones lo único que generaremos es desconfianza y descontento. Qué premura hay por aprobar una ley que todavía podría someterse a discusión. La rectoría del Estado sobre el proyecto educativo no se puede compartir con los intereses privados porque son realidades diferentes”.


Vía plataforma digital, la diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI) celebró que por fin se concrete este proyecto que sienta las bases para la coordinación de un Sistema Nacional y la intención de garantizar el financiamiento que demanda la población estudiantil y académica. Consideró que aún hay retos por delante, todas las leyes son perfectibles. “Hay que garantizar las aportaciones económicas para el desarrollo y la coordinación de la educación superior”.


Del PT, la diputada Claudia Angélica Domínguez Vázquez puntualizó que se niega a votar a favor de una ley que da opción al Estado de no cumplir su obligación de formar gratuitamente a los profesionistas que generarán los cambios en el país. “Esta ley tiene ciertos resquicios, nosotros sí hicimos la tarea de revisar y tener parlamentos abiertos y escuchar a maestras y jóvenes, nosotros sí detectamos los errores, es por eso que la vamos a votar en contra”.


El diputado José Eduardo Esquer Escobar (MC) consideró que se debe dejar de lado las intenciones populistas, resistencias y apostar por aprobar esta ley que es el producto de consensos y acuerdos diseñados para beneficiar al sector educativo. “Nos congratulamos de ofrecer con este dictamen un marco de certidumbre para estudiantes, docentes y autoridades”.


El diputado Alfredo Femat Bañuelos (PT) subrayó que está en contra porque la ley es una simulación y una comparsa. “No podemos acompañar un proyecto que subordina su materialización a la disponibilidad presupuestal”. Externó que se está desaprovechando la oportunidad de cambio que demanda el país, pues la educación no debe ser considerada como un servicio ni un privilegio. 


Finalmente, la diputada Flora Tania Cruz Santos (Morena) afirmó que la ley es importante porque incorpora las perspectivas de género, derechos humanos, interculturalidad, juventudes, inclusión, igualdad sustantiva y de oportunidades; además, contribuye a una educación igualitaria y promueve un cambio cultural para construir una sociedad que fomente la igualdad entre mujeres y hombres. 


--ooOoo--