Aprueba la Cámara de Diputados declarar el 23 de junio como “Día Nacional de las y los Tzotziles


Boletín No. 6190


Aprueba la Cámara de Diputados declarar el 23 de junio como “Día Nacional de las y los Tzotziles


• Se avaló por 431 votos


• El dictamen se envió al Senado


La Cámara de Diputados aprobó con 431 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, declarar el 23 de junio como “Día Nacional de las y los Tzotziles”. 


El dictamen, enviado al Senado de la República, cita que los Tzotziles y Tzeltales son dos grupos indígenas que forman parte de la antigua cultura maya; en la actualidad, siguen conservando sus costumbres y tradiciones que dan sustento a su cultura e identidad.

Habitan en la zona denominada Altos de Chiapas, zona mayoritariamente indígena y de difícil acceso por su ubicación geográfica. Aún conservan sus ancestrales prácticas terapéuticas como la medicina tradicional y están conformadas por una visión del mundo o cosmovisión ajena a la cultura occidental

Desde 1940, comenzaron a ocupar cada vez más puestos administrativos locales y han utilizado su identidad cultural para fines políticos. Un punto fuerte de la comunidad tzotzil son las artesanías, cada una de ellas tiene una especialidad en la manufactura de las mismas. Los Chamulas fabrican muebles, los de Larráinzar tejen bolsas de red, los zinacantecos son comerciantes de sal, los amatenangueros fabrican objetos de cerámica.

Hacer cuentas de la evolución de la política indigenista

Al fundamentar el dictamen, el diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano (Morena) puntualizó que esta fecha no es para celebrar, sino para hacer cuentas sobre la evolución y resultados de la política indigenista. “Declarar este día sirve para recordar los grandes pendientes y advertir a las y los mexicanos que la marginación, el abandono y la injusticia necesitan respuestas puntuales y urgentes”.


Con esto, agregó, se busca sumar un nuevo ideal en el desarrollo futuro del país e iniciar el cambio con concepciones más humanistas. Por ello, urge revalorar las culturas de los pueblos originarios y construir una diversidad, no con despojos culturales, sino fortaleciendo los usos y costumbres de las regiones.

Puntualizó que es importante ampliar el marco de representación de sus aspiraciones y propuestas sobre el presente y futuro de la nación; abrir los congresos y parlamentos a los indígenas, y no imponerles patrones de conducta.

Es necesario que esta fecha sea para que las instituciones oigan la voz de los pueblos que hasta ahora han callado. “Necesitamos atender sus decisiones en cuanto a si se integran o no a la cultura en todos los sentidos, necesitamos saber qué entienden por diversidad y qué consideran que sea la identidad de la nación”.

Decretar este día es tener presentes nuestros orígenes

A fijar su postura, el diputado César Agustín Hernández Pérez (Morena) dijo que decretar este día es tener presentes nuestros orígenes y reconocer en la historia nuestro futuro, a los pueblos originarios, entender su contexto y costumbres, apreciar su cultura y tradiciones e identificar lo que nos une y hermana.


Agregó que la encuentra del INEGI reveló que en el país existen 25.7 millones de personas nativas, de las cuales siete millones 382 mil 785 están dentro de los 68 pueblos y comunidades indígenas. En cada uno se habla alguna lengua originaria propia, mismas que se dividen en 11 familias lingüísticas y se derivan en 364 variantes dialécticas.

En hechos, el diputado Porfirio Muñoz Ledo (Morena) dijo que votará a favor porque se trata de un tema indígena; sin embargo, recordó que la Cámara de Diputados no tiene facultad para modificar el calendario cívico, y refirió que ya envió a la Mesa Directiva el dictamen al respecto.


--ooOoo--