Aprueba el Pleno cameral Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral


Que se encargará de agotar un acuerdo entre empleado y patrón en asuntos individuales y colectivos del orden federal

Boletín N°. 2600

Aprueba el Pleno cameral Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por 410 votos a favor, 1 en contra y 17 abstenciones el dictamen por el que se expide la Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que se encargará de agotar un acuerdo entre empleado y patrón en asuntos individuales y colectivos del orden federal.

Será competente para registrar, a nivel nacional, todos los contratos colectivos de trabajo, contratos-ley, reglamentos interiores de trabajo y las organizaciones sindicales; así como todos los procesos administrativos relacionados.

Este centro se regirá por principios de certeza, independencia, legalidad, imparcialidad, igualdad, confiabilidad, eficacia, objetividad, profesionalismo transparencia y publicidad.

Su Junta de Gobierno estará integrada por: los titulares de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien fungirá como presidente; de los institutos nacionales de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; el Electoral, y el de Estadística y Geografía.

Al fundamentar el dictamen, el diputado Isaías González Cuevas (PRI) expresó que este Centro permitirá que los conflictos se vayan a los tribunales laborales, a fin de evitar el rezago que existe en las Juntas Locales y Federales de Conciliación y Arbitraje.

Será el encargado de recibir todos los contratos colectivos de trabajo y los reglamentos existentes en el país, los cuales deberán estar aprobados por las y los trabajadores. Además, tiene la encomienda de auxiliar a los empleados en el proceso de las mesas directivas sindicales, el cual deberá ser de forma democrática y a través del voto secreto y directo.

“Hoy las y los trabajadores tienen el poder de decidir libremente a la mesa directiva que mejor les convenga, lo cual les dará la justicia laboral y mejores condiciones de vida, porque ésta deberá cumplir con las aspiraciones y demandas de su gremio”.

De aprobarse este dictamen, dijo, se otorgará certeza jurídica a los trabajadores al bridarles la oportunidad, a quienes no estén de acuerdo con el contrato colectivo, de instituir un nuevo sindicato; es decir, habrá libertad sindical.

Durante la discusión del dictamen, el diputado del PRD, Raymundo García Gutiérrez, manifestó que el propósito es dar un paso más al nuevo modelo de justicia laboral y democratización del mundo del trabajo.

Añadió que, ante esto, su voto sería a favor, toda vez que se da viabilidad a la construcción de un marco que permita el libre ejercicio de la autonomía, la libertad sindical y una contratación colectiva auténtica para que los sindicatos sean efectivamente órganos de defensa de los derechos laborales.

La diputada Lilia Villafuerte Zavala (PVEM) indicó que con esta reforma el país responde a importantes compromisos de la agenda personal y obligaciones internacionales.

Apuntó que la creación del Centro de Conciliación y Registro Laboral contribuirá a agilizar de manera sustancial el trámite de las controversias en materia laboral, por todo ello, externo su voto en sentido positivo.

Por Encuentro Social, el diputado Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, señaló que el empleo es una de las herramientas principales y más sanas con las que cuenta una sociedad para impulsar la distribución equitativa de la riqueza nacional, además de atenuar las diferencias sociales en beneficio de todos los habitantes de una nación.

Para ello, con la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, organismo público, descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, se da un salto en la impartición de justicia laboral al transferir la competencia de las Juntas de Conciliación y Arbitraje a los tribunales laborales del Poder Judicial, e impulsa los derechos de audiencia y de seguridad jurídica de los trabajadores ante un conflicto laboral.

La diputada de MC, Martha Angélica Zamudio Macias, coincidió en que la creación de este Centro Federal permitirá garantizar los derechos conquistados de las y los trabajadores, quienes encontrarán un nuevo espacio institucional con personal altamente capacitado que los apoyará en la resolución de sus conflictos obrero-patronales, resguardará sus contratos colectivos y las constancias de representación, que finalmente darán legitimidad a sus elecciones sindicales.

La aprobación de este dictamen busca que lo planteado en la reforma laboral no se quede en buenas intenciones, sino que se brinde justicia a los trabajadores en caso de controversia.

Al fijar su postura, la diputada Margarita García García (PT) señaló que la Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral se aprobó por unanimidad por ser necesaria para lo planteado en la reforma laboral y cumple su compromiso con el pueblo de México. Es un paso importante en la lucha de la clase trabajadora porque garantiza la seguridad laboral como un bien necesario para el sano desarrollo de la familia.

Añadió que se deben combatir las consecuencias de la subcontratación y la simulación laboral, “con la que algunas empresas no tienen ningún empacho en defraudar a trabajadores, despojándolos de prestaciones, y a las autoridades competentes en pagar el mínimo de aportaciones a seguridad social, condenando a que los trabajadores coticen con el mínimo permitido, lo que se traducirá en pensiones de miseria”.

El diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera (PAN) informó que votaría a favor del dictamen en aras de avanzar hacia la consolidación y la culminación de la nueva justicia laboral, y reafirmó su compromiso de vigilar la correcta aplicación y funcionamiento de un nuevo sistema de justicia laboral en defensa de los derechos de las y los trabajadores de México.

Sin embargo, con el presupuesto que se le destina, la nueva Ley Orgánica del Centro de Registro de Conciliación federal, podría quedar en un anhelo, “en una carta romántica de buenas intenciones, quedar en letra muerta y no tener la posibilidad de que los trabajadores de México tengan justicia laboral.

A su vez, la diputada Anita Sánchez Castro (Morena) dijo que con este dictamen se responde al reclamo social de justicia laboral expedita, y libre organización sindical, salvaguarda los derechos de la clase trabajadora y agiliza la justicia laboral a través de un procedimiento sencillo para solucionar conflictos; garantiza el respeto a la autonomía sindical y los trabajadores deciden sus directivas, asimismo la libertad y negociación colectiva y el derecho a una justicia rápida y expedita.

“Con este dictamen se cierra la puerta a contratos colectivos de protección patronal, estableciendo un procedimiento de legitimación sindical para acabar con los sindicatos extorsionadores y la intromisión patronal en las elecciones”

Durante la discusión en lo general, la diputada Ma. Sara Rocha Medina (PRI), afirmó que será una institución profesional y moderna para obtener justicia pronta y expedita, que contará con un servicio profesional para formar a todos los servidores públicos con visión institucional; desarrollando funciones con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos.

El diputado José Del Carmen Gómez Quej (PAN) también se manifestó en pro del dictamen, pues se cumple con obligaciones internacionales, sustancia el procedimiento de conciliación que deberán agotar los trabajadores y patrones en conflictos individuales y colectivos de orden federal. Señaló que este Centro beneficia a trabajadores y a patrones, garantizando y fortaleciendo su esfera jurídica.

De Morena, el diputado Manuel Gómez Ventura señaló que para lograr una autonomía sindical y una verdadera negociación colectiva es necesario el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, pues será el mecanismo efectivo para transitar hacia una auténtica justicia laboral y una libertad y democracia sindical. “Tenemos que dar certeza a estas elecciones sindicales y terminar con los dirigentes corruptos, que solamente asumen el poder para enriquecerse”.

A su vez, la diputada María Rosete (PES) señaló que con la aprobación de este dictamen se cumple con un requisito necesario para que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral tenga existencia legal en la ley orgánica, y garantizar y brindar seguridad jurídica a trabajadores y patrones. Será una autoridad imparcial para dirimir diferencias y controversias con mediación, autocomposición y mecanismos alternativos de solución de controversias para hacer más ágiles la solución.

Del PT, el diputado José Luis Montalvo Luna, destacó que en el nuevo modelo laboral no hay cabida para prácticas de corrupción, de ahí la importancia de instaurar el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral. Además, se da certeza jurídica a trabajadores y empleadores para resolver diferencias mediante una instancia autónoma, y se da cumplimiento a compromisos internacionales en la materia, como el Convenio 98 sobre el derecho de sindicación y negociación colectiva de la Organización Internacional del Trabajo, y el Anexo 23 del Tratado entre México-Estados Unidos y Canadá.

El diputado Edgar Eduardo Arenas Madrigal (Morena) se manifestó a favor porque el nuevo organismo contará con una organización responsable y completa que asegurará su adecuado funcionamiento para asegurar la justicia de los grupos más necesitados para que accedan a mejores condiciones de vida. Contribuirá a disminuir las demandas laborales y liberar de la carga excesiva a los tribunales especializados en esta materia.

La diputada Mónica Almeida López (PRD) reservó para su votación en lo particular una propuesta de modificación al artículo 8 del Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, misma que fue desechada por la asamblea y aprobada en los términos del dictamen por 400 votos a favor, 9 en contra y 16 abstenciones.

Aprobado en lo general y en lo particular, se envió al Senado para los efectos constitucionales.

-- ooOoo --