Analizan la obra del pintor José Chávez Morado, quien realizó el mural “El pluralismo político”, en San Lázaro


Está ubicado en el frontispicio de la Cámara de Diputados

Boletín No. 6639

 

Analizan la obra del pintor José Chávez Morado, quien realizó el mural “El pluralismo político”, en San Lázaro

 

• Está ubicado en el frontispicio de la Cámara de Diputados

 

• Se conmemoran 40 años de fundación del Palacio Legislativo

 

En el marco de la conmemoración de los 40 años de fundación del Palacio Legislativo de San Lázaro, investigadores, escritores e historiadores analizaron la obra del artista plástico José Chávez Morado, quien diseñó el mural “El pluralismo político”, que su ubica en el frontispicio de la Cámara de Diputados.

 

​Chávez Morado nació en Silao, Guanajuato, el 4 de enero de 1909 y falleció el 1 de diciembre de 2002; es un creador plástico mexicano integrante de la tercera generación de artistas revolucionarios.

​María Vázquez Valdez, directora de Bibliotecas y Archivo de la Cámara de Diputados, dio la bienvenida a los participantes de la Mesa IV: “Arte, historia y política. El pluralismo político de José Chávez Morado como expresión de la síntesis histórica de México”.

​Destacó que estas actividades conmemorativas se efectúan como parte del Programa Cultural “México 2021. Fundaciones y Conquistas”, convocado por el Espacio Cultural San Lázaro y las bibliotecas legislativas.

​Al moderar la mesa de análisis, Ismael Carvallo Robledo, asesor de la Secretaría General de la Cámara de Diputados, apuntó que México ha ofrecido al mundo una riquísima tradición en el arte contemporáneo mediante la conexión de la actividad artística y la política, que se remonta a finales del siglo XIX y durante el XX.

​Destacó la obra de Chávez Morado en el frontispicio monumental y en el Vestíbulo de San Lázaro, que da pie al estudio del vínculo entre el arte, la historia y la política, a fin de entender al artista y militante comunista.

La singularidad de este artista implicó que el expresidente José López Portillo y el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez le encargaran hacer el frontispicio para reflejar lo que a finales de los setenta e inicio de los ochenta era la realidad de México, lo cual plasmó en el grabado “El pluralismo político”.

 

Participación de investigadores e historiadores

​Antonio Hernández Curiel, doctor en ciencias políticas y sociales por la UNAM e investigador, consideró que “El pluralismo político” permite pensar en la idea de cómo el arte busca expresar el talante y las aspiraciones de un pueblo.

​La transformación o transfiguración que hace el arte tiene una cierta perdurabilidad que va más allá de la política, en el sentido de que ésta se queda en sus tiempos, mientras que el arte sigue ahí y perdura hasta hoy; por ello, las huellas documentales y artísticas de su trabajo siguen siendo brillantes en este momento, consideró.

​Paulina González Villaseñor, maestra en historia del arte por la UNAM, curadora e investigadora, presentó una remembranza de los orígenes y desarrollo del arte de Chávez Morado, plasmada de ideología, analogías, temas sociales, reivindicativos y revolucionarios, así como la expropiación petrolera y su impacto.

​Comentó que Chávez Morado es un artista con un toque pesimista, aunque en sus primeros años de actividad incluyó en sus obras muchos colores, en contraste con las imágenes que vinieron después. Toma inspiración de Diego Rivera y lo trágico de José Clemente Orozco, “es un artista polifacético y bastante interesante”, manteniéndose como un autor crítico perteneciente al Partido Comunista y al taller de la Gráfica Popular.

​Julio César Merino Tellechea, maestro en historia del arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, señaló que la obra de Chávez Morado plantea su visión política y convierte al caballete en su forma crítica para pintar al México que se desarrolla. Consideró que “hay mucho sincretismo en su propuesta”. Lamentó que “no hay estudios a fondo de la obra del artista”.

“El mural que hace en el Palacio Legislativo de San Lázaro es su testamento muralista, porque es el último que realiza. También es una intención de dejar un legado”, dijo.

​El caricaturista, Rafael Barajas Durán, “El Fisgón”, hizo un recorrido de la creación de Chávez Morado, miembro importante de la tercera generación de artistas revolucionarios que buscan sus raíces en el arte popular. Una de sus últimas obras es el gran mural que hace para el Palacio Legislativo, grabado en madera, cristalizando una tradición de arte político muy relevante que pertenece a la Escuela Nacional de Pintura y a la corriente de arte mexicano ligado a la gráfica plástica, indicó.

​Destacó las singulares caricaturas del guanajuatense, quien conjunta las causas sociales en contra de la represión de las corrientes políticas prevalecientes después de la Segunda Guerra Mundial, pro-comunistas y antifascistas. Hace una integración plástica, en la columna ícono ubicada al centro del Museo Nacional de Antropología e Historia, además de diseñar el frontispicio de la Cámara de Diputados.

 

--ooOoo--