La Comisión de Hacienda se manifiesta por un esfuerzo de unidad y consenso


Atender la emergencia del Conoravirus y salvar vidas, la prioridad

Boletín No.3652

La Comisión de Hacienda se manifiesta por un esfuerzo de unidad y consenso

• Atender la emergencia del Conoravirus y salvar vidas, la prioridad

• Acordó elaborar la opinión para reasignar el presupuesto

Por un esfuerzo de unidad y consenso, se pronunció la junta directiva de la Comisión de Hacienda y Crédito Público para elaborar la opinión respecto a la iniciativa presidencial para adecuar el presupuesto del presente año, ante el difícil momento que atraviesa México por la pandemia del COVID-19. 

En reunión virtual, al analizar la propuesta de reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, enviada por el Ejecutivo federal, la diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), presidenta de la instancia legislativa, propuso enviar un documento inicial, que incluirá las propuestas de todos los grupos parlamentarios para que los legisladores lo analicen en busca del consenso. 

Destacó la importancia de privilegiar y enfocar en la opinión el aspecto técnico y la institucionalidad de la Cámara de Diputados, así como “cuidar y salvaguardar las leyes, para ser cuidadosos de lo que decimos y hacemos; el quehacer legislativo no permite piruetas, porque el hielo es muy delgado y nos podemos hundir”. 

Mañana se entregará la propuesta, vía electrónica, para que los diputados retroalimenten con sus opiniones, y de haber dispersión en las consideraciones, la otra opción, explicó, es hacer un resumen por grupo parlamentario. 

Previamente, presentó el borrador de un documento, donde destacó que la iniciativa utiliza una incorrecta técnica legislativa y terminología en el articulado, porque se hace alusión de reorientación del gasto, cuando, conforme al contenido de la ley, lo correcto es hablar de una adecuación presupuestal. 

Dijo que el artículo 21 Ter es una norma unilateral y discrecional de los derechos humanos, debido a que el supuesto de emergencia económica corresponde ser decretado por el propio Ejecutivo federal. No se establecen parámetros claros y precisos para determinar cuándo se debería establecer dicha circunstancia, tampoco define la temporalidad de la medida y qué porcentaje del total del presupuesto aprobado se puede adecuar.

Es omisa en definir qué se deberá entender por emergencia económica, y no afectar rubros sustanciales del presupuesto, como el cumplimiento de obligaciones judiciales, laborales, mercantiles y de seguridad social.

Propuestas de diputadas y diputados

Al respecto, el legislador de Morena, Marco Antonio Medina Pérez se pronunció por abonar a la unidad y al diálogo ante la difícil y complicada situación que registra el país. Es necesario fomentar la actividad económica por la emergencia sanitaria para garantizar la continuidad de proyectos y acciones prioritarias. Aclaró que se mantiene lo que aprobó la Cámara de Diputados en su momento y afecta sus facultades la reasignación. 

De la misma bancada, la diputada Paola Tenorio Adame afirmó: “no estamos cerrados a revisar y hacer cambios a la iniciativa presidencial, tomando en cuenta que se valore la situación emergente que vive el país”. 

Por el PAN, el diputado Carlos Valenzuela González expresó su acuerdo en apoyar a los médicos y enfermeras y proveer de recursos necesarios al sector salud en esta contingencia. “En lo que no estamos de acuerdo es que el presidente quiera hacer una ley a modo”. 

Saúl Huerta Corona, diputado de Morena, consideró que el borrador del documento presentado “es una auténtica intervención política fuera de todo lugar por la difícil situación en que se encuentra el país”. Se requiere unidad de los mexicanos, y apeló a reactivar la economía y no sacar raja política. Se requiere dotar al Ejecutivo de los instrumentos legales para enfrentar la pandemia y transparentar la redirección de los recursos. 

Por MC, el diputado Tonatiuh Bravo Padilla consideró que la iniciativa no plantea un porcentaje claro de reasignación referente al gasto programable o del total del presupuesto.No hay ningún proyecto que se vincule con salud, solo la alusión de las secretarías de la Defensa y de Marina con un trato de excepción y no tocarles sus presupuestos, sólo menciona la emergencia económica pero no la de salud. Propuso buscar acuerdos para transitar a una posición de acercamiento. 

Del PRD, el diputado Antonio Ortega Martínez resaltó que la opinión de la comisión deberá ser pulcra en la técnica legislativa, cuidar el lenguaje y hacer un dictamen técnico, enumerando las dudas que se tengan, como definir la emergencia económica, que no está precisada; quién la define, el Ejecutivo o la Cámara de Diputados; los porcentajes sobre el presupuesto irreductible o el gasto programado,y definir el destino de la reasignación porque la prioridad es la atención sanitaria. 

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón, del PES, sostuvo que es clave aceptar que estamos en un momento inédito y complejo que necesita establecer condiciones e instrumentos sin violentar la facultad constitucional que tiene la Cámara de Diputados en materia presupuestal. Si hablamos de modificaciones, mover recursos y cambio de metas es importante tener claro el destino. Pidió privilegiar el consenso y una unidad para enfrentar la pandemia, la cual se desconoce cuándo va a terminar. 

Del PAN, el diputado José Isabel Trejo Reyes aseguró que nadie le ha regateado al Presidente de la República su capacidad de readecuar el presupuesto para enfrentar la pandemia y la situación económica; sin embargo, es extraño que no establezca un solo número, en el contexto económico provocado por la contingencia sanitaria, tampoco aclara cuál es la afectación cuando el mismo Ejecutivo dice que la economía va “requetebién”; entonces, ¿por qué reajustar el presupuesto? 

De Morena, el diputado Carol Antonio Altamirano llamó a actuar con altura de miras, responsabilidad y sensatez ante la pandemia del Covid-19 y buscar el consenso en la construcción de la opinión que incluya las propuestas de todos los grupos parlamentarios y de especialistas. Se debe brindar al Ejecutivo las herramientas que permitan atender la contingencia sanitaria y económica, sin afectar las facultades de la Cámara de Diputados. 

Por el PRI, el diputado Pedro Pablo Treviño comentó que no se observa aprobar una iniciativa que trastoca las facultades de la Cámara de Diputados. “De darse, fomenta una enorme discrecionalidad en el gasto, merma la capacidad de fiscalización por parte de la Auditoría Superior de la Federación y viola la división de poderes establecida en la Constitución”. Darle la determinación de emergencia al Ejecutivo, sin una definición puntual, deja mucho que desear y vulnera la estabilidad económica del país. 

El diputado Javier Lamarque Cano, de Morena, afirmó que no implica una transgresión a la facultad del Congreso, pero sí evita la opacidad y termina con la discrecionalidad y darle un marco normativo en la adecuación y modificación presupuestal cuando sea necesario. 

Del PAN, el diputado Ricardo Flores Suárez llamó a la unidad en lo que verdaderamente importa: que es la salud del pueblo, y no posicionamientos que no sirvan de nada. La opinión de la comisión debe versar en cómo atacar la emergencia sanitaria y cuidar a la población. 

Para concluir, el diputado de Morena, Agustín García Rubio convocó también a la unidad y hacer esfuerzos por construir una opinión de consenso. 

--ooOoo--