La ciencia es fundamental para enfrentar la actual crisis; falta incentivar la innovación tecnológica


Boletín No.3818


La ciencia es fundamental para enfrentar la actual crisis; falta incentivar la innovación tecnológica


• Investigaciones en biotecnología inciden directamente en la solución de problemas sociales: especialistas


• Es importante encontrar un diseño de presupuesto que respalde estas actividades: Sergio Mayer


La integrante de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, diputada Eugenia Leticia Espinosa Rivas (PAN), dijo que México requiere generar el marco adecuado para incentivar la actividad tecnológica que permita alcanzar la soberanía científica y propicie nuevos lazos de cooperación internacional.


Durante el foro virtual “Innovación Biotecnológica en México”, cuyo objetivo es analizar el financiamiento de las actividades científicas, la formación de recursos humanos, el sistema nacional de investigación, la regularización sanitaria y el desarrollo biotecnológico, la legisladora afirmó que la revisión de la nueva Ley de Ciencia, y del Presupuesto de Egresos para 2021, son procesos esenciales para enfrentar los problemas actuales y futuros.

Consideró que después de la pandemia generada por el Covid-19, México requerirá de esfuerzos adicionales a fin de que este sector contribuya a generar una mayor equidad, por lo que necesitará definir sus áreas prioritarias en investigación, propiciar que estudios de las instituciones de educación superior, centros de ciencia y el sector privado aseguren el análisis de los principales problemas del país, como agua, medio ambiente, energías alternativas y medicamentos.

“El trabajo de los científicos –-añadió-- es fundamental para enfrentar la actual crisis y este encuentro con expertos se da en un contexto global de incertidumbre provocada por el virus Covid-19. Esta pandemia ha hecho evidente las carencias que sufren los profesionales en las áreas médicas para generar tecnologías que impacten en la salud pública”.

Comentó que la biotecnología ayuda a comprender el funcionamiento de una gran variedad de formas a través del análisis de sus componentes moleculares e interacciones. “Ha permitido a los tecnólogos aplicar conocimientos para resolver problemas como la insuficiencia alimentaria”.

Además, incide directamente en el crecimiento y desarrollo del país. En la industria farmacéutica fomenta la investigación emergente para favorecer la creación de medicamentos y tratamientos eficaces que detengan la epidemia.

Impulsar la investigación

Al inaugurar el foro, el presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, diputado Sergio Mayer Bretón (Morena), destacó la importancia de encontrar un diseño de presupuesto que ayude a incentivar y desarrollar la investigación en el país.

Consideró que la crisis de salud evidenció el poco apoyo que la biotecnología tiene. No sólo es fundamental invertir, sino generar mejores condiciones para que los investigadores puedan convertirse en agentes de cambio y transformación, lo que, sin duda, aseguró, llevará al país a estar en otra escala de valores en el mundo científico y biotecnológico.

“Considero que un país que no desarrolla sus procesos científicos, tecnológicos, educativos y culturales está condenado a la dependencia y su desarrollo en materia económica es muy lento”, expuso.

Otorgar más presupuesto

La diputada Zulma Espinoza Mata, del PVEM, dijo que es evidente que estamos ante un reto muy claro en el rubro de la innovación, especialmente en estos tiempos de la contingencia de salud en México y el mundo. Por ello, agregó, es primordial mantener la visión a futuro porque aún hay muchas cosas qué hacer en la materia y se deben identificar las soluciones.

La diputada Alejandra Pani Barragán (Morena) consideró que no tiene caso hacer estos eventos si no se da seguimiento a las observaciones, comenzando por el presupuesto requerido, aunque, aseguró, desde la Cámara de Diputados se ha tratado de incrementar cada año. “El 75 por ciento de la inversión la pone el gobierno federal y el 25 restante la iniciativa privada, cuando en otros países es al revés”, comentó.

De MC, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo, se pronunció por buscar una regulación que no sea laxa pero sí flexible, a fin de diseñar una ruta dinámica a las innovaciones, sin olvidar el tema de las patentes, las cuales requieren de tiempos largos para ser liberadas. Advirtió que México padece un problema severo de biopiratería.

La diputada Abril Alcalá Padilla (PRD) señaló que es fundamental un presupuesto mínimo indispensable y ubicar a estos temas como estratégicos y vitales en el desarrollo. “Los países que han crecido y que se han reconstruido de guerras, son quienes invierten en educación, ciencia y tecnología; no se han limitado a considerarlos importantes”.

El diputado Alfonso Pérez Arroyo (Morena) aclaró que desde que se inicia la investigación para un medicamento o vacuna se vuelve tedioso porque en cada fase faltan mecanismos vinculantes, además de que no hay dinero que alcance. “Debemos acercarnos más y solventar la regulación para que esto sea más rápido. Hoy que nos puso a prueba el Covid-19 reaccionamos de forma lenta”.

La diputada María Guadalupe Edith Castañeda Ortiz (Morena) declaró que los legisladores están en la mejor disposición para que la ciencia y la tecnología se respalden e impulsen y sus estudios y aportaciones puedan ser aplicadas en la solución de los grandes problemas del país, como la pandemia. “Siempre es oportuno mantenerse informados sobre este tema”.

Falta un sistema de gestión de la ciencia y tecnología

El ingeniero en biotecnología por el Instituto Politécnico Nacional y moderador del foro, Ramsés Gamboa, comentó que la pandemia hizo evidente la necesidad de que exista un sistema de gestión de la ciencia y tecnología para desarrollar proyectos en biotecnología que impacten en la salud pública. 

Explicó que la biotecnología es el uso de organismos vivos para generar un bien o un servicio; de este modo, “hemos obtenido alimentos, antibióticos, biofertilizantes, vacunas y biofármacos como son los anticuerpos monoclonales, que han sido gran aporte a la vida, la salud humana y de especies.

México sólo tiene 150 empresas de innovación y tecnología

Brenda Valderrama, de la Academia de Ciencia de Morelos, destacó que a nivel mundial el mercado de la biotecnología vale 369 mil millones de dólares, lo que lo hace terriblemente atractivo y con crecimiento constante. Sin embargo, en México sólo hay 150 empresas nacionales que desarrollan innovación y tecnología, pero ninguna de ellas cotiza en la Bolsa de Valores, a pesar de que forman especialistas.

La biotecnología salva vidas

Fernando Fon, director médico y de Asuntos Regulatorios de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, (AMIIF), dijo que al hablar de normas para medicamentos biotecnológicos se habla de pacientes que padecen diabetes o cáncer de mama, que causan estigmas sociales o que provocan invalidez o discapacidad. “Cuando hablemos de la regulación de biotecnológicos pensemos que estamos impactando en la salud de millones de personas”, añadió.

No tenemos instalaciones para producir chips de detección 

Catalina Stern Forgach, directora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó que se creó un chip para medir en casa la glucosa e insulina, incluso se consiguió la patente, pero no se pudieron fabricar suficientes, a fin de hacer las validaciones médicas que se requerían. Resaltó que en enero de este año el equipo que creó este chip decidió aplicar la misma técnica para la detección del SARS-CoV-2, y a pesar de que se logró carecieron de apoyo. 

Falta desarrollo tecnológico y biotecnológico

El responsable técnico del Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia, Mathiew Hautefeuille, consideró que “el problema real de quienes hacemos desarrollo es que tenemos que hacer todo. Hay oficinas de transferencia de tecnología, las universidades están desarrollando mecanismos para desarrollar patentes y lograr que se transfiera y se vincule, pero no se logra.

Regulación sanitaria soportada científica y técnicamente

La directora ejecutiva de UDIMEB, Sonia Mayra Pérez Tapia, puntualizó que se requiere de una regulación sanitaria fuerte, soportada científica y técnicamente, porque es crucial para reducir la dependencia tecnológica e incentivar la innovación y desarrollo, pero sobre todo para que la sociedad tenga acceso a terapias, vacunas y dispositivos de calidad en tiempos regulares y de pandemia.

Apoyar la creación de empresas biotecnológicas

El consultor y especialista en biotecnología, Emilio Medina Rivero, recomendó fomentar y apoyar la creación de empresas que tengan una base tecnológica y biotecnológica, a fin de que las nuevas generaciones cambien la mentalidad de ser empleados y busquen autoemplearse.


--ooOo--