Se reúnen diputadas y diputados con el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León


Boletín No.3917


Se reúnen diputadas y diputados con el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León


• Estamos en la disposición de generar riqueza y trabajo: diputada Patricia Terrazas


• México no sólo enfrenta una situación inédita, sino de profunda adversidad


La Comisión de Hacienda y Crédito Pública, que preside la diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), se reunió con el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, quien expuso a los legisladores el tema “Situación actual y perspectivas económicas”.


Díaz de León reconoció que México no sólo enfrenta una situación inédita, sino de profunda adversidad. La actividad de la pandemia, dijo, ha tenido un choque en dos grandes dimensiones: en la actividad económica y en la salud.


En lo económico, explicó, se ha tratado que no haya cuellos de botella en el financiamiento de la economía, para que aquellas empresas y hogares que lo necesiten encuentren condiciones adecuadas para tenerlo. “Hemos hecho ajustes importantes en las tasas”, resaltó.


Sobre los retos, indicó que se dará seguimiento a las decisiones de política económica, para ver cuál es la mejor, para tener un ajuste adecuado y para que la inflación siga manteniendo una tendencia a la baja y se logre una recuperación económica lo antes posible.


La presidenta de la Comisión, diputada Patricia Terrazas, indicó que en la reunión se reflexionó sobre la reducción de las tasas de interés; hacia dónde va la inflación y lo que se espera para el cierre del año; fuga de capitales; inflación subyacente; cómo va la recuperación y cuál es el pronóstico; reservas; volatilidad, así como las opciones a mejorar en el país para que puedan volver los capitales que se han fugado; sobre el impulso de la economía y los apoyos para las pequeña y mediana empresas.


“Estamos en la disposición de generar riqueza y trabajo, porque es lamentable ver la caída de los empleos. La pandemia nos ha desnudado y nos ha puesto en una situación muy clara, para preguntarnos qué es lo que tenemos que hacer, pues cuando hablamos de economía informal, ni siquiera lo tenemos claro, y es una gran deuda que tenemos con las y los mexicanos”, añadió.


Intervención de la y coordinadores parlamentarios


Del PRI, el diputado Pedro Pablo Treviño Villarreal mencionó que es de suma importancia conocer la estrategia que el Banco de México ha impulsado con otros actores del Sistema Financiero Nacional, a fin de crear condiciones que permitan a las pequeñas y medianas empresas acceder a recursos frescos para resistir la inactividad económica, y conocer sus perspectivas sobre las distintas alternativas que hay para reactivar la economía, lo antes posible. “Debe darse prioridad a las MiPyMes”.


El diputado Tonatiuh Bravo Padilla, coordinador de MC, señaló que México vive una situación compleja, pues se combinan la crisis económica y la de salud, y ambas reclaman fortaleza en las instituciones y una gran visión para resolverla. Calificó como un acierto las diez medidas aplicadas por el Banco de México, en donde se ha actuado de manera ponderada y juiciosa, y ha atemperado las presiones financieras y económicas.


El coordinador de Encuentro Social, diputado Jorge Arturo Argüelles Victorero, preguntó si es necesario crear una mesa de trabajo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Economía y el Banco de México para decidir una sola estrategia que permita estabilizar y reactivar la economía de México para este año y los siguientes, y sobre las opciones que podría tomar el país para incentivar la economía y el mercado.


La diputada Verónica Juárez Piña, coordinadora del PRD, destacó que el COVID ha golpeado especialmente a aquellos sectores de la población cuya fuente de ingresos ha desaparecido, colocándonos en una situación de extrema precariedad. Consideró necesario rectificar la política económica instrumentada y preguntó qué se tendría que estar haciendo, modificar y accionar para mitigar las circunstancias en que están millones de personas.


Integrantes de la Comisión de Hacienda


El diputado Pablo Gómez Álvarez (Morena) señaló que el tema de la inversión enfrentaba problemas antes de la pandemia debido a que había una especie de “huelga no declarada”. No obstante, consideró que si el Banco de México mantiene una línea de facilitador crediticio y si los empresarios reaccionan y ponen en marcha sus proyectos, el impacto económico será menor.


Por el PT, el diputado Óscar González Yáñez dijo que en este panorama de crisis sanitaria es muy difícil planear, además, se debe aunar la baja en el ingreso del petróleo y el fiscal, en consecuencia será difícil obtener mayores recursos, por lo que pidió la opinión del funcionario respecto a cómo alinear las políticas de Hacienda con las del Banco de México, con el fin de que el gasto público sea una gran palanca del desarrollo y de qué manera impactará el reciente acuerdo comercial con Canadá y Estados Unidos.


La diputada de Morena, Aleida Alavez Ruiz solicitó al gobernador del Banco de México no aplicar la cláusula que le permite a las instituciones bancarias retirar diversos montos de los beneficiarios de los apoyos sociales para saldar sus adeudos; es decir, “no se cobren a lo chino”, porque estos recursos son para mantener la actividad y reactivar la economía del país.


El diputado Antonio Ortega Martínez (PRD) mencionó que durante esta pandemia diversas instituciones han salido de su zona de confort, pero a su vez ha traído consecuencias como la cartera vencida, la baja en la capitalización y quiebra de uno o varios bancos, por lo que el actuar del Banco de México al liberar los recursos de un fondo de garantía permitirá fortalecer el sistema de pagos. Asimismo, preguntó al titular de Banxico qué estrategias se deben tomar para defender la plantilla laboral e impulsar las importaciones.


En representación del PAN, el diputado José Isabel Trejo Reyes preguntó en cuánto tiempo después de que pase la crisis sanitaria se recuperará la economía, si los 750 mil millones de pesos que serán destinados para créditos no generarán un pasivo para esta institución y si esto no representa una potencial deuda para el gobierno federal, cuánto se tiene de reservas, cómo se están invirtiendo, cuál es el monto de los remanentes y del fondo del petróleo.


El legislador Benjamín Saúl Huerta Corona (Morena) indicó que para la recuperación de la economía se requieren de acciones que nazcan de la coordinación gubernamental con el objetivo de lograr la armonización de políticas fiscales, monetarias y crediticias. Ante ello, inquirió al funcionario si la crisis después de la pandemia hará necesario usar las reservas del Banco de México.


Por el PRI, el diputado Pedro Pablo Treviño Villarreal pidió conocer los alcances y los factores de las medidas adicionales para promover un comportamiento de los mercados financieros y la importancia de contar con la participación coordinada de las demás instancias financieras del país y los efectos de estas medidas en términos de estabilidad en la economía y en el futuro del bienestar y desarrollo.


La diputada Cecilia Patrón Laviada (PAN) expuso que el 21 de abril se dotó de liquidez a la banca privada para préstamos de Pymes; sin embargo, las garantías y condiciones de los préstamos dificultan a quien realmente no tiene solvencia, ¿qué esquema podría darse para flexibilizar estos instrumentos, a fin de apoyar a las Pymes que están en una terrible situación?, y preguntó sobre remanentes.


Marco Antonio Medina Pérez, diputado de Morena, señaló que el diagnóstico que se hace de la actual crisis económica refleja que la función del Banco de México ha sido correcta frente a la pandemia, pues hay estabilidad financiera. Preguntó sobre las subastas; la inyección de liquidez al mercado, para que “esto no nos lleve a un rebrote financiero” y sobre el impacto económico en el sector informal.


Intervención del titular del Banco de México


En su intervención inicial, el gobernador de Banco de México, Alejandro Díaz de León Carrillo, indicó que económicamente se ha incidido sobre el crecimiento, tanto en la oferta-producción como en la demanda en los hogares y empresas, así como en la dimensión financiera. En los últimos tres, expuso, se han tenido que ajustar los pronósticos de todos los organismos internacionales, los cuales han sido a la baja, pero también consideran una reactiva y rápida recuperación a finales del año; aunque pidió ser cautelosos.


Indicó que el Fondo Monetario pronostica para México una contracción a la baja del 10.5 por ciento. Agregó que no sólo es el choque por la afectación económica sino por el lado financiero, lo que implica “que podamos tener reacomodos con salidas de portafolio e inversionistas globales, así como presiones en las tasas de cambio y de interés, además en las primas de riesgo; ahí hemos tenido un reto”.


Abundó que se está enfrentando una contracción económica muy pronunciada; la actividad industrial también ha tenido reducción, de alrededor del 25 por ciento, se ha visto afectada la manufactura y la construcción.


Por el lado de la demanda en los servicios, añadió, se ha visto una afectación en todos los renglones, con excepción en los de salud y educación. Sobre consumo privado, se ha visto una contracción marcada con una caída anual mayor al 20 por ciento; en la Inversión Fija Bruta la reducción ha sido muy significativa, mayor al 30 por ciento; las exportaciones han presentado una reducción pronunciada.


Destacó la estrategia de tratar de contender los dos choques, tanto el financiero como el de la actividad económica y su efecto en la inflación. En el mercado laboral, añadió, más de un millón de puestos de trabajo formales se han perdido y en el sector informal ha sido muy significativa, y “creemos que la afectación en este rubro ha sido muy marcada”.


El gobernador de Banxico expuso que la inflación a principios del año tuvo una reducción importante por la caída en los precios de los combustibles y, en los últimos meses, se ha tenido un aumento, a junio se ubicaba en 3.3 por ciento. Ha habido incrementos en algunos alimentos, tanto en frutas como en verduras, especialmente en los insumos procesados y en algunos servicios, como restaurantes y loncherías, “pero consideramos que será transitorio”.


Puntualizó que la inflación podría estar a finales del año dentro del intervalo de variabilidad y a inicios del 2021 en el 3 por ciento. “También esto ha sido un reto, pues estamos enfrentando presiones y dinámicas de la inflación que no ha permitido que esté por debajo de la meta tanto la general como la subyacente”.


Relató que desde abril se han emprendido medidas para propiciar liquidez en los mercados financieros. También ha habido mecanismos para financiamientos con bonos; para dar crédito a las micro y pequeña empresas y anunció que en las próximas semanas habrá mayor facilidad de estos recursos. Además, dijo que cerca de 8 millones de acreditados han acogido esta facilidad para diferir el pago de capital y de intereses en estos momentos de complejidad económica.


Respuestas a preguntas de las y los legisladores


Al dar respuesta, el gobernador de Banco de México enfatizó que debido a que la crisis es de origen sanitaria, no hay la debilidad ni los problemas en la actividad económica, por lo que anticipó que existen condiciones para regresar a una demanda más vigorosa en cuanto se pueda suspender el distanciamiento social.


Resaltó que la inversión es el gran impulsor de la economía del país; no obstante, apuntó, se requieren esquemas de incentivos. En este sentido, especificó que hay unos que se pueden crear desde el gasto público por medio de concesiones, estímulos fiscales ligados a la inversión concreta y física e impulsar el uso activo de la Banca de Desarrollo como motor de inversión de proyectos.


De León Carrillo destacó que la afectación económica es más persistente de lo que se había estudiado algunos meses, “pensamos que con un confinamiento muy pronunciado en el primer mes podría dar lugar a una regularidad en la actividad económica mucho más rápido; empero, nos hemos enfrentado a un contagio más profundo, lo cual ha repercutido en la fuente de ingreso de las empresas y los hogares”.


Agregó que desde el lado financiero se ha tratado de acompañar tanto a los acreditados de empresas y hogares para que se pueda recuperar la fuente de pago de una manera gradual. Resaltó que esta situación tomó a la banca en una situación de capitalización y liquidez adecuada, además se comparte el objetivo de mantener un sano desarrollo del sistema financiero y de pagos.


Reiteró que la firma del T-MEC es un gran acierto, toda vez que abre la oportunidad identificar qué sectores pueden tener interés de reubicar su manufactura en México y para generar agendas concretas que beneficien a los diversos rubros productivos.


En cuanto a los remanentes, explicó que estos se han reducido significativamente, pero al cierre del año pasado tenía un capital en números rojos y primero se necesita reponer éste y después ver cuánto puede haber de remanente de operación. “Por ley una cuarta parte deben ser utilizados a la reducción de deuda y el resto a fortalecer algunos de estos fondos de ingresos o dificultades subsecuentes”.


Comentó que el fondo de reserva asciende a un poco más de mil millones de dólares, mientras que el nivel de reservas internacionales está ligeramente arriba de los 190 mil millones de dólares. De igual manera, informó que en la actualidad se tienen pláticas con la Asociación de Bancos de México para impulsar programas de garantía.


En el tema de la subasta de deuda bursátil corporativa, expuso que se ofreció una facilidad de hasta cien mil millones de pesos y ayer se anunciaron medidas para incentivar a las entidades financieras y los inversionistas a que participen en la colocación de una nueva deuda bursátil. Aclaró que esta liquidez no tendrá efecto en la inflación.


--ooOoo--